Empresas

Preocupación en el Gobierno a horas de que Magyar Vagon presente la OPA por Talgo

El grupo húngaro estaría cerca de sumar a la empresa ferroviaria a su cartera de activos. Qué es lo que le preocupa al Gobierno en caso de que esto termine sucediendo.

En esta noticia

"Hoy puede ser un gran día" diría Joan Manuel Serrat. Pero no para todos. La OPA anunciada en noviembre sobre el 100% del capital de Talgo estaría a punto de producirse, si se hace caso a las noticias que desde hace 24 horas dan por hecho que la presentación de la oferta de compra por parte del grupo húngaro Magyar Vagon (participado en un 45% por el fondo público Corvinus) estaría al caer, gracias al acuerdo alcanzado con la banca acreedora.

El contrapunto surge porque mientras los húngaros verían cumplido su sueño de sumar a Talgo a sus activos, el Gobierno español está sumamente preocupado ante esa posibilidad, al punto que ayer el ministro de Transportes, Óscar Puente, declaró que harán todo lo posible para que la OPA, no salga adelante.

Tanta preocupación se explica porque Talgo, único fabricante de trenes español junto con CAF, no sólo pase a manos de una compañía que comparte pasaporte con el presidente húngaro Viktor Orbán, sino que la operación podría estar financiada, al menos en parte, por capitales rusos. Demasiado para un Gobierno que está a punto de cerrar una semana horribilis cuestionado por el caso Koldo y por las modificaciones a la ley de amnistía para blindar a Carles Puigdemont.

La fabricante de trenes, Talgo, podría ser comprada por un grupo húngaro. (Fuente: Shutterstock)

La posición del Ejecutivo español es rebatida por Magyar Vagon, ya que el consorcio considera que un gobierno no puede anunciar la oposición a una operación corporativa basada en sospechas infundadas sobre la procedencia del dinero y las presuntas relaciones con Rusia. Recuerda, además, que Hungría es un país de la Unión Europea y, por tanto, que cumple las leyes de los todos los países miembros, por lo que sería ilegal paralizar la compra de un activo en España por parte de una compañía comunitaria.

Los expertos están divididos

Los analistas de Bankinter le dan la razón a la Administración Sánchez al sostener que "la confirmación de la formulación de la oferta abriría un proceso de aprobación por parte de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) y además requeriría la autorización del Gobierno, al tratarse de una compra en el sector de infraestructura de transporte por parte de un grupo extranjero, aunque miembro de la Unión Europea (UE)".

También recuerdan que el ministro de Industria comentó que se estudiaría el caso al considerarse una industria estratégica y ayer el ministro de Transporte manifestó su oposición. "Existen muchas incertidumbres en torno a todo este proceso", concluyen.

Por su parte, el banco de inversión Renta 4 alerta de que se abre la posibilidad de que el gobierno utilizase el escudo antiopas al considerar que los fondos para la operación podrían tener vínculos con el gobierno ruso. "Consideramos la noticia como negativa y que podría enfriar un poco la cotización del valor". "Sin embargo", sigue, "la elevada cartera de pedidos de la compañía y las buenas perspectivas hacen también que la cotización actual del valor ofrezca una buena entrada en Talgo".

El Gobierno está preocupado por la posible venta de Talgo (Fuente: Shutterstock)

Renta 4 arriesga que esta situación podría hacer que se empujara la creación de un campeón nacional, impulsando la opción de CAF, hasta el momento descartada, como la más probable junto con la de Stadler.

"En este sentido, estimamos que las desinversiones de Alstom/Bombardier y de Hitachi/Thales no son tan interesantes para CAF como podría estimarse en un principio, lo que daría opciones de nuevo a la opción de Talgo", afirma Renta 4 en su análisis, para enseguida añadir que "en cualquier caso, pensamos que la estrategia de M&A de CAF está más encaminada a la entrada en el sector de autobuses de emisiones cero en Estados Unidos a ampliar su presencia en el sector ferroviario".

"Reiteramos nuestra recomendación de sobreponderar con precio objetivo de 5 euros por acción", concluye.

Cuáles son los números de la OPA

La operación de compra, que no es hostil ya que cuenta con el beneplácito de los accionistas, comenzará su cuenta regresiva cuando el grupo Magyar Vagon entregue a la CNMV el folleto informativo para que la autoridad regulatoria lo analice y determine si cumple con la ley de OPAs antes de aprobarla.

En el documento presentado a la CNMV el precio establecido es de de 5 euros por título, lo que valora la compañía en 619 millones de euros. Pero antes, Magyar Vagon tuvo que ponerse de acuerdo con los 18 bancos acreedores de Talgo, que involucra 227 millones en créditos ejecutables, en caso de que se dé un cambio de control.

Los húngaros acordaron con las entidades financieras que el reparto de la tarta quedará 55% para Magyar Vagon y la sociedad pública Corvinus, mientras que el 45% restante pasará a las arcas del consorcio que impulsa la OPA.

Una operación donde todos ganan

Independientemente de los recelos del Gobierno, de la ley antiopa a la que podría echar mano o a la calificación de empresa "estratégica" de Talgo, la OPA puede resultar beneficiosa tanto para húngaros como para la sociedad española.

En el caso de los compradores, cuya cabeza visible es el empresario András Tombor, dueño del fabricante magiar DJJ (Dunakeszi Jarmüjavító), propiedad de Magyar Vagon, mantendrá la marca Talgo, como también sus dos plantas en España. Esta suma de activos les permitirá a ambos fabricantes de trenes ganar músculo para jugar en la liga europea del ferrocarril.

Por otra parte, el periódico Cinco Días destaca que es precisamente su pequeño tamaño para competir con gigantes como Alstom, Stadler, la china CRCC o la propia CAF, la que le da un impulso industrial para una Talgo especializada en trenes de alta velocidad y que quiere desarrollarse en el segmento del material rodante ligero.

Hoy la bolsa madrileña mira dos pantallas: la que sigue la cotización de Talgo y la que marca la salida de los trenes. En este último caso, con temor a que junto al logo del fabricante español aparezca el mensaje "cancelado". Si esto sucediera, la subida del 3% que está experimentando la acción de Talgo a poco de terminar la sesión, caería en vía muerta. 

Habrá que esperar a mañana, ya que si dan los pronósticos al cierre del mercado el consorcio Magyar Vagon presentaría la OPA a la CNMV. Y veremos si hay vía libre.

Temas relacionados
Más noticias de empresas