Finanzas

El latino más rico del mundo consolida su posición en España: de que trata su más reciente inversión

Accionista de referencia de la constructora FCC y de la promotora Realia, Carlos Slim amplía su capital en Metrovacesa.

En esta noticia

El multimillonario Carlos Slim dio otro paso para afianzar su posición en España. El mexicano, que tiene una cierta debilidad por el mercado español, territorio donde reina Telefónica, su archirrival en América Latina incrementó su participación en la promotora Metrovacesa, tras la compra de acciones a través de la sociedad Control Empresarial de Capitales. 

Slim pasó de 20,2 por ciento del capital a arañar el 21 por ciento (20,9 puntos) de la firma. Este movimiento le permitió por primera vez superar en peso accionarial al otro gran inversor de la compañía, el BBVA. Venganza poética o no, el banco presidido por Carlos Torres, es la mayor institución financiera de México.

Carlos Slim aumentó su participación en Metrovacesa (Fuente: Metrovacesa)

A pesar de haber aumentado su participación, operación que lo convirtió en el segundo accionista de Metrovacesa, otro banco, y también español, le muestra el camino a una distancia considerable. El Banco Santander más que duplica los títulos de Slim, con el 49,3 por ciento de los papers de la centenaria constructora.

En el parqué madrileño la opinión predominante entre los operadores es que este descendiente de libaneses va -con cautela- por el premio mayor: alcanzar la participación del 30 por ciento del capital de Metrovacesa, indispensable para lanzar la Oferta Pública de Adquisición (OPA).

La pregunta que cabe hacerse ante este nuevo escenario es si tanto el Santander como el BBVA ven el avance del mexicano como una amenaza. La respuesta es "no". Porque EL CRONISTA ESPAÑA pudo conocer de fuentes confiables que ambas entidades financieras están muy tranquilas ante una posible toma del control de Metrovase por parte de Slim

De hecho, aunque sin admitirlo expresamente, transmiten la sensación de que no le escaparán al juego de seducción que podría intentar Slim, siempre y cuando el dueño de América Móvil pague por sus tenencias lo que ellas creen que valen.

También es cierto que hoy las diferencias de valoración que hacen los mexicanos de las participaciones de los bancos no coinciden con las cifras que manejan sus socios en la promotora. Con todo, quien apueste por el acercamiento de las posiciones tiene chances de acertar.

Auge, caída y resurrección de Metrovacesa

Metrovacesa llegó a ocupar un sitio emblemático en el sector de la construcción y promoción de España. Pero las cosas cambiaron drásticamente con el estallido de la burbuja del ladrillo, y con él llegó la bancarrota de muchas constructoras que crecieron al ritmo de la especulación de aquellos años felices. 

Empresas que hasta ese momento se creían imbatibles, sea por el tamaño de sus proyectos o la riqueza que mostraban sus balances, notaron cómo su andamiaje comenzaba a resquebrarse.

Metrovacesa formaba parte de ese grupo de compañías. El que fuera el mayor grupo inmobiliario de España tampoco escapó al derrumbe del sector. Con el nudo de la soga apretándole con fuerza el cuello, los bancos acreedores (Santander y BBVA) salieron en su ayuda capitalizando la empresa intercambiando suelo por acciones. El éxito de la operación se escenificó con el retorno de Metrovacesa a Bolsa en 2018.

Queda claro que el ingreso del Santander y del BBVA en el capital de la promotora lo que buscó fue recuperar el dinero prestado, y no a una estrategia comercial. Ni al Santander ni al BBVA les interesa construir y vender viviendas. El negocio de la banca pasa, en todo caso, por prestar el dinero para la construcción o compra de inmuebles.

Carlos Slim ya tiene inversiones en España (Fuente: Archivo)

Así las cosas, lo que para los dos gigantes de la city Metrovacesa es una inversión no estratégica, para Slim representa una oportunidad que le posibilitará agrandar su sombra en el negocio de la construcción y venta de viviendas. 

Vale recordar que Slim Helú, además de poseer una fortuna de 11.800 millones de dólares, de acuerdo a Forbes, es además el accionista de referencia de la poderosa constructora Fomento de Construcciones y Contratas (FCC), y actor de peso en el sector promotor, etiqueta merecida por ser uno de los socios mayoritarios en Realia, empresa a su vez controlada por FCC.

Y como en el mundo de los grandes negocios todo tiene un porqué, la compra de acciones de Metrovacesa podría asociarse con la reciente auto-OPA que Slim lanzó para hacerse con el 7 por ciento de su capital en FCC. Esta operación, valorada en 400 millones de euros, le posibilitó a Slim controlar el 71 por ciento de la constructora y aumentar su poder en la inmobiliaria.

Telefónica, profeta en su tierra

Mientras Telefónica le disputa tajadas del mercado latinoamericano de las telecomunicaciones a las operadoras de Slim, agrupadas bajo el paraguas de América Móvil, el magnate mexicano sólo logró, y a pesar de sus esfuerzos por vencer la resistencia de la teleco española, una presencia casi testimonial en el sector de la telefonía española de la mano de Yoigo, operador de fibra óptica y telefonía móvil.

Lo curioso del caso es que el ingreso en Yoigo se debió, casi sin querer, a una carambola. En efecto, Slim finalmente pudo ver su nombre en una telefónica en España cuando, allá por el 2014, compró del 25.6 por ciento de las acciones de FCC, dueña del 3 por ciento de Yoigo.

Mucho mejor le fue en el rubro de los medios de comunicación. Slim incrementó su participación en Prisa, editora de El País, As, Cinco Días, y dueña de las emisoras de radios Cadena Ser y los 40 Principales, tras ejecutar los bonos convertibles por un valor de 129 millones de euros en acciones que emitió la empresa fundada por Jesús de Polanco para reestructurar su deuda y cancelar un préstamo bancario

Este movimiento le permitió a Slim pasar del 4,3 por ciento del capital al 7,01 por ciento. Posiblemente Slim llegó a Prisa de la mano de su gran amigo y asesor Felipe González, otrora hombre de voz - y fuerte - en el principal grupo de comunicación de España desde los tiempos de su fundación.

Muy lejos queda para González esos días de gloria en Prisa. Como igual de lejos queda para Slim igualar la participación del principal accionista del Grupo. Hablamos del fondo de inversión Amber Capital de Joseph Oughourlian. Hablamos, por parte de González, de nostalgia lejana en el tiempo. Y hablamos, en lo que respecta a Slim, de premio consuelo.

Temas relacionados
Más noticias de Carlos Slim