Sobrecualificación

Cada vez hay más graduados universitarios que no pueden encontrar empleo

El desajuste en la educación superior aumenta el número de jóvenes sobrecualificados en posiciones laborales que no corresponden a su formación.

En esta noticia

En un mercado laboral cada vez más exigente y diversificado, la sobrecualificación se ha convertido en una paradoja educativa prominente, especialmente entre los jóvenes graduados universitarios en España. 

Este fenómeno, donde la educación superior no se traduce en oportunidades de empleo acordes, refleja un creciente desajuste entre las habilidades adquiridas por los estudiantes y las demandas del mercado laboral. 

Además, esta situación no solo subutiliza el talento educado, sino que también plantea serios desafíos para la economía, exacerbando el desempleo juvenil y limitando el crecimiento personal y profesional de una generación preparada académicamente para más.

La sobrecualificación afecta, más que nada, a los jóvenes graduados. (Imagen: archivo)

Los datos llamativos de España y Grecia

España y Grecia destacan desfavorablemente en Europa por su alta tasa de sobrecualificación laboral entre los jóvenes de 20 a 34 años, superando ambas naciones el 35% según los datos de Eurostat recopilados por el think tank Funcas. Esta situación implica que un número significativo de jóvenes trabaja en empleos que no corresponden a su nivel educativo, en contraste con el promedio de la Unión Europea, que es del 22%. 

Esta sobrecualificación sugiere un desaprovechamiento del talento que agrava el desempleo y reduce la productividad potencial, identificado por Funcas como una debilidad clave del modelo productivo español.

La estructura educativa y el mercado laboral en España muestran un desequilibrio notable; un porcentaje considerable de la población activa posee una formación que no supera la educación secundaria obligatoria, lo que es menor en comparación con el promedio europeo. 

Así es cómo tienes que hacer para conseguir un empleo en Mercadona

El trabajo de tus sueños: los portales para encontrarlo desde cualquier parte del mundo

España enfrenta una carencia de trabajadores con educación intermedia, como la formación profesional, y un exceso de graduados universitarios que el mercado no logra absorber adecuadamente.

Funcas y la Fundación de Estudios de Economía Aplicada (Fedea) han señalado que este problema estructural contribuye a altas tasas de desempleo de larga duración y a una especialización en sectores de baja cualificación. 

La brecha en la formación afecta directamente la empleabilidad y la tasa de paro estructural, además de influir negativamente en la productividad y la especialización productiva del país.

España enfrenta una carencia de trabajadores con educación intermedia, y un exceso de graduados universitarios. (Imagen: archivo)

España, la más afectada

Los jóvenes españoles son los más afectados por este fenómeno, con tasas de empleo significativamente inferiores a la media europea y un desempleo juvenil que ha sido un problema persistente, de acuerdo a lo que publica El Economista. Además, la alta tasa de abandono escolar temprano se vincula directamente con el desajuste entre la educación proporcionada y las necesidades del mercado laboral español. 

En este sentido, Funcas recomienda una mayor integración del sistema educativo con las demandas reales del mercado, posiblemente a través de la formación dual que combina teoría y práctica.

El acuerdo por la reducción de la jornada laboral llegará pronto, según un sindicalista

Planean dar el día libre por muerte de mascotas: qué dice el proyecto de ley

Finalmente, la menor cualificación se asocia con un aumento del desempleo estructural en España, donde el porcentaje de personas en paro de larga duración es doble que la media europea. Funcas y la OCDE advierten que este fenómeno incrementa la desmotivación y la pérdida de capital humano, complicando aún más la situación del mercado laboral español.

Para abordar estos desafíos, se sugiere la necesidad de reformas educativas y laborales que mejoren la correspondencia entre la formación recibida y las habilidades requeridas por el mercado laboral, destacando la importancia de políticas activas de empleo y programas de apoyo que preparen adecuadamente a los jóvenes antes de su incorporación al mercado laboral.

Temas relacionados
Más noticias de Empleo