AÑO NUEVO

Las 12 uvas en Nochevieja: por qué las comemos y el discutido origen de esta tradición centenaria

La tradición de comer 12 uvas durante las campanadas de año nuevo tiene un origen que, hasta estos días, es discutido por los historiadores.

En esta noticia

La llegada de un año nuevo suele ser motivo de celebración para millones de personas alrededor del mundo. Además de esperar las doce campanadas que signan el inicio de un nuevo calendario, algunos países suelen tener costumbres. En Dinamarca, por ejemplo, es costumbre romper platos contra las puertas de las casas de amigos y familiares, mientras que en las cenas de Italia, además de los tradicionales panettones, se comen lentejas porque representan prosperidad.

En España tenemos la tradición de comer 12 uvas, una por cada campanada previa al año nuevo, pidiendo un deseo por cada una. Esta celebración se ha extendido a Portugal, América Latina y otros países. Pero ¿cuál es el origen de esta particular tradición?

Nochevieja y Año Nuevo en España: temperaturas "raras" y lluvias: el panorama completo de todo el país

Estas son las crípticas predicciones de Baba Vanga para 2023: ¿qué sucederá el próximo año?

El mito del origen de las 12 uvas

El origen de esta tradición es un constante tema de discusión entre historiadores. La versión más conocida dice que en 1909 hubo un excedente de la cosecha de uva blanca Aledo en Alicante. Eso hizo que los productores, con la excusa de no quedarse con producto extra, inicien una campaña en la cual instaban a las personas a consumir "uvas de la suerte" en Nochevieja, las cuales eran vendidas en paquetes de a 12, simbolizando la cantidad de meses del año. Sin embargo, hay quienes sostienen que esto no es el origen de la tradición, sino el empujón para que la costumbre pase al ámbito nacional.

La otra teoría del origen se remonta a 1882. En esos tiempos, la burguesía solía celebrar el Año Nuevo bebiendo champán y comiendo uvas. Un grupo de madrileños decidió satirizar esta tradición, reuniéndose en la Puerta del Sol para comer uvas acompañados por las campanadas del reloj de la Real Casa de Correos.

En un artículo de National Geographic se menciona un artículo del periódico El Siglo Futuro, intitulado "Las uvas bienhechoras", en el cual se hace mención de esa costumbre. También se cita de otro artículo del periódico El Correo Militar: "La imperecedera costumbre de comer las uvas al oír sonar la primera campanada de las doce, tenía reunidas en fraternal coloquio á infinidad de familias, y todos a coro gritaron: ¡Un año más!".

No cocines este puente: Mercadona tiene los platos preparados más increíbles

Estas son las monedas que te harán ganar más dinero que la Lotería del Niño

Qué simbolizan las uvas

Desde los tiempos de la antigua Mesopotamia, la uva era una representación de buen augurio. Su cosecha era el paso del verano al otoño, algo que era considerado como símbolo de buena suerte y prosperidad. Esto se trasladó a la Antigua Roma, donde esta fruta se la asociaba al dios Baco y, por consiguiente, a la hermandad, la unión, la alegría y el placer.

Cabe resaltar que el uso de uvas también tiene que ver con el hecho de que son un fruto barato, del cual siempre hay excedente.

Temas relacionados
Más noticias de año nuevo