Parlamento

La ley de amnistía está casi aprobada: falta un único trámite

El Partido Popular se impuso en la comisión. Previsiblemente, la mayoría absoluta de los populares ratificará el veto el martes, por lo que el texto podría regresar al Congreso.

La comisión que ha tramitado la proposición de ley de amnistía en el Senado ha aprobado este jueves el veto que presentó el PP y ha derivado el dictamen al pleno, que lo tendrá que ratificar el próximo martes para devolver el texto al Congreso, mientras que previamente ha rechazado el otro veto, de Vox.

De los 32 senadores de la comisión creada para tramitar la amnistía, híbrida entre la Constitucional y la de Justicia, 31 han rechazado el veto de Vox en votación a mano alzada, frente al único voto a favor de la senadora de ese partido.

En cambio, el veto del PP ha sido aprobado con 18 votos a favor, los 17 del PP más el de Vox, ante 14 en contra, del resto de miembros de senadores.

El Senado aprueba el veto del PP a la ley de amnistía y el texto podría ser devuelto al Congreso

El presidente de la comisión, Pío García-Escudero, del PP, ha sido propuesto por asentimiento para defender el dictamen con el veto en la próxima sesión plenaria, que se celebrará el martes, día 14, dos días antes de que concluya el plazo de dos meses que tenía el Senado para tramitar la ley.

Previsiblemente, la mayoría absoluta del PP ratificará el veto el martes, por lo que el texto será devuelto al Congreso, que podrá levantar el veto en una votación en el pleno, para que definitivamente sea aprobada y entre en vigor la ley orgánica de amnistía.

En el debate en la comisión previo a las dos votaciones, que se ha prolongado durante hora y media, el portavoz del PP, Antonio Silván, ha señalado que la amnistía es "obscenamente inconstitucional", como han apuntado algunos de los quince juristas que han comparecido ante la comisión en las últimas semanas.

El catedrático de Derecho Constitucional emérito de la Universidad de Sevilla, Javier Pérez Royo, comparece este martes en la comisión del Senado que tramita la ley de amnistía. EFE

También creen que es inconstitucional los letrados del Senado, ha recordado Silván, e incluso lo creían los socialistas antes del verano pasado, cuando pasaron a necesitar votos de otros grupos en el Congreso para formar gobierno, por lo que ha opinado que se trata de "un colosal ejercicio de arbitrariedad".

El socialista Toni Magdaleno le ha reprochado al PP que se erija en intérprete de la Constitución, cuando el único que lo es, el Tribunal Constitucional, ha aceptado implícitamente la amnistía desde que aceptó la de 1977, ya que en caso contrario hubiera dictaminado su inconstitucionalidad sobrevenida, lo que nunca ha hecho.

Además, Magdaleno ha acusado al PP de haber hecho en el Senado una "pantomima política y mediática" para prolongar el trámite, ya que han comparecido expertos a opinar sobre la proposición de ley cuando ya había terminado hace un mes el plazo de enmiendas, sin que se presentara ninguna parcial, y el de vetos, con los del PP y Vox, pues, ya registrados.

Han coincidido en que eso era "un sinsentido" Joan Queralt, de ERC, quien ha recordado que en la práctica judicial a esas argucias las llaman "diligencias para mejor dilatar", e igualmente Uxue Barkos, de Geroa Bai, al señalar que el PP trató de "dilatar el proceso a modo de zancadilla".

Muchos senadores sienten "vergüenza ajena" por esa "manera filibustera y chapucera de actuar" del PP, ha manifestado Josep Lluís Cleries, de Junts, quien sobre la constitucionalidad de la ley ha recordado que la competencia exclusiva en materia penal es del Estado, así como Igotz López, del PNV, que ha desgranado que el constituyente puso limitaciones al indulto, pero no a la amnistía, en una distinción entre las medidas de gracia que solo puede entenderse como un permiso a la amnistía.

"¿Es inconstitucional la democracia porque la palabra no figure en la Constitución?", ha preguntado Queralt en un segundo turno a los senadores del PP para considerar falaz su argumento de que está omitida la amnistía en la carta magna, pues "que no se mencione no quiere decir que no exista".

El socialista Txema Oleaga ha expuesto que el PP solo tiene frente a la amnistía "un argumento de oportunidad, que no están de acuerdo y ya está", mientras que en una última réplica Silván ha acusado al PSOE de haberse sumado en sus discursos al 'procés', para agregar: "¡Menudo síndrome de Estocolmo!". 

Fuente: EFE

Temas relacionados
Más noticias de amnistía catalana