Tráfico

Estas son las multas más insólitas de la DGT: cuánto pueden llegar a costarte

La Dirección General de Tráfico (DGT) puede poner algunas sanciones que parecen extrañas, pero pueden prevenir accidentes graves en autopistas y carreteras.

En esta noticia

La Dirección General de Tráfico (DGT) tiene la misión de salvaguardar a los conductores que circulan en las diferentes vías en España. Es por este motivo que se encarga de poner multas económicas a aquellas personas que no respeten las leyes vigentes.

Algunas de las más recurrentes están ligadas a la falta de uso del cinturón de seguridad, el exceso de velocidad y el uso del móvil mientras se conduce.

Pero, por otro lado, hay algunas que pueden parecer extrañas, pero están diseñadas para evitar un accidente de tráfico.

Cuáles son las multas de tráfico más extrañas de la DGT

Maquillarse en el audio puede significar en multas (Fuente: Shutterstock)

Entre las sanciones de tráfico más inusuales se encuentra la limitación sobre el número máximo de pasajeros en un vehículo. Superar este límite en más de un 50% puede llevar a multas de hasta 500 euros y la posible suspensión de la licencia de conducir.

También es poco común, pero sancionable, el acto de lanzar objetos a la vía pública, lo cual puede conllevar una multa de 500 euros y la pérdida de seis puntos del carnet de conducir. La distracción al manejar, que abarca acciones como comer o maquillarse mientras se conduce, puede ser motivo de multas de 200 euros y la pérdida de puntos.

Infracciones que pueden parecer menores, como manejar sin el calzado apropiado, realizar gestos inapropiados desde el vehículo, o repostar con el motor encendido, pueden acarrear multas de hasta 200 euros y la deducción de puntos.

Cuáles son las multas más costosas de la DGT

Las multas más caras en España pueden llegar a los 20.000 euros (Fuente: Shutterstock)

Las multas de tráfico más costosas en España pueden llegar hasta los 20.000 euros e incluyen infracciones como excesos de velocidad, con multas específicas de 600 euros; conducir bajo la influencia de drogas o alcohol, con sanciones de 1000 euros; negarse a someterse a pruebas de detección, también con multas de 1000 euros.

No identificar al conductor responsable de una infracción, con multas que pueden alcanzar los 1500 euros; y el uso de inhibidores de radares, con sanciones de hasta 6000 euros. Las multas más elevadas, entre 3000 y 20.000 euros, se aplican por acciones como la alteración de la señalización vial o daños a la infraestructura.

Temas relacionados
Más noticias de DGT