ENTREVISTA

Cachanosky: "El Gobierno está usando la inflación para licuar el gasto público, a lo Duhalde"

En una entrevista con El Cronista, el economista anticipó que debería haber una devaluación del peso antes de fin de año y qué sucederá si el país acuerda con el Fondo.

Roberto Cachanosky es licenciado en economía, consultor, docente y uno de los influencers económicos que más repercusión tiene en redes sociales. Sostiene que habrá una devaluación antes de fin de año y, sobre la suba de precios que: "el Gobierno está usando la inflación para licuar al gasto público a lo Duhalde".

- Si el Gobierno logra acordar con el FMI, ¿eso va a calmar la economía o es un efecto placebo de corto plazo?

- Ellos creen que un acuerdo con el Fondo va a calmar las expectativas. Pero, la Argentina firmó 27 acuerdos desde que entró en 1956 al FMI. La mayoría son stand-by y la mayor cantidad los firmó el peronismo. La verdad es que se puede firmar el acuerdo y durante un tiempo tener calma, pero si no se hacen reformas estructurales la economía se va a pegar la piña igual. Voy a darte un ejemplo, en noviembre del 2000 de la Rúa logró el "blindaje" y en marzo estaba todo saltando por los aires. O sea, el Gobierno puede acordar, pero si no se hacen las reformas para que el cambio de expectativas sea creíble, no sirve. Puede funcionar pero transitoriamente o placebo como vos decís.

- Usted habla de reformas estructurales. Hoy están congeladas: las tarifas, el tipo de cambio, precios de alimentos y medicamentos ¿Cuándo y cómo se va a sincerar la inflación reprimida?

- El problema de la inflación creo que no va a aguantar. La inflación es un instrumento y un problema al mismo tiempo. El Gobierno está usando la inflación para licuar al gasto público a lo Duhalde. Hasta octubre las jubilaciones van por debajo de la inflación, los mismo pasa con salarios. En el medio los más golpeados son jubilados y trabajadores. Puede ser que en algún mes hayan empatado el partido un rato, pero después vuelven a perder. Mientras tanto el Gobierno fue ajustando el gasto. Creo que la población va a tener que tener una paciencia infinita para poder soportar esto dos años más.

- ¿O sea que el ajuste del déficit fiscal se hizo a costa de trabajadores y jubilados?

El déficit fiscal considero que no logran bajarlo más porque se les están disparando los subsidios económicos. A este nivel de distorsión de las tarifas de los servicios públicos no sé si va a ser aguantable. Se va a empezar a caer el sistema eléctrico. El problema está en que si vos le subís las tarifas a la gente con este proceso inflacionario, la matás. Vas a tener que subirle tarifas y bajarle los impuestos. Sino va a haber un estallido social.

-¿El Gobierno podría bajar impuestos teniendo en cuenta que el FMI pide bajar el déficit fiscal?

Más que por el Fondo, a ellos no los veo convencidos de bajar impuestos. Es más, ahora están discutiendo la Ley de Envases que va a aumentar un 3% todos los alimentos. No están pensando en bajar impuestos.

-Durante el verano, ¿puede haber una devaluación?

Si hablamos del dólar oficial, mi impresión es que devalúen antes de fin de año por una razón técnica de transferencia de fondos. Cuando devalúan aumentan sus utilidades para transferir y eso les permite emitir más. Y, si antes de fin de año el Gobierno devalúa no descartaría que empiece a moverse más rápido el blue. Hasta ahora apostabas a tasa en plazo fijo y le ganaste al dólar blue. Si pasa eso, podría haber una corrida cambiaria y financiera al mismo tiempo. Puede ser un verano complicado aunque no estoy afirmando que vaya a pasar.

DOLARIZACIÓN: SI O NO

-Con una brecha cambiaria en torno al 100% e inflación casi de 52%, ¿Argentina necesita una moneda distinta al peso?

Para dolarizar deberíamos tener más reservas en el Banco Central. Hay que rescatar toda la base monetaria, las Leliqs y pases de la economía como mínimo para dolarizar. La mejor opción sería quitarle el curso forzoso al peso y darle curso legal por ley a todas las otras monedas. Creo que la gente va a tender naturalmente a manejarse en dólares o en euros

- Si la mayoría de las personas se manejaran en dólares, ¿Qué riesgo puede traer para la economía?

Ninguno. Es más, hay muchas personas con plata declarada en el exterior pero que nunca va ingresar al país por el temor que tienen las personas de que el Gobierno se las robe. ¿Cómo se puede agilizar ese proceso? Si hubiera curso legal de otras monedas, sólo con transferencias desde el exterior esa plata podría estar moviendo la economía argentina interna, pero manejándola desde afuera.

- ¿Se hizo esto en algún país del mundo?

No sé si hay ejemplo pero lo estamos debatiendo con varios economistas, muchos viven en Estados Unidos. La Convertibilidad no sería confiable, dolarización que es difícil por las pocas reservas o esta otra opción. El Banco Central se tiene que esforzar en hacer una moneda que pueda competir con las otras.

SHOCK O GRADUALISMO

- Usted suele sostener que la solución es a través de un shock, pero ¿Una salida de ese estilo no duele mucho socialmente?

Shock no es despedir un millón de empleados públicos de un día para el otro. Un shock es anunciar un plan económico consistente de una vez y explicarle claramente a la gente en dónde estamos y hacia dónde vamos a futuro. Un reforma monetaria, impositiva, del Estado, modernización laboral, una incorporación de la economía argentina al mundo. El plan va a llevar tiempo pero si se explica claramente qué se va a hacer y le hablan para que entienda mi tía, de forma sencilla. Es clave saber comunicar ese plan.

Guzmán detalló los puntos centrales del acuerdo con el FMI y el plan para fortalecer el peso

Eso solo puede funcionar si detrás de ese grupo de economistas hay un apoyo político de gente que le de respaldo. Una coalición que le de respaldo político a esas medidas. Cavallo con Menem pudo hacer una serie de cosas porque tuvo respaldo político. El mismo Ministro con de la Rúa no pudo hacer nada porque tenía un presidente políticamente débil.

- ¿Ve factible que haya consenso con la oposición?

Por ahora no los veo con un plan económico entonces no se sabe qué quieren acordar. Sobre el plan plurianual que anunció Alberto, en noviembre del año pasado hicieron el mismo anuncio. Vienen con ese verso, que digan cuál es el proyecto. No sirve ponerse de acuerdo sobre cualquier cosa, sino sobre algo que sea útil. ¿Van a seguir dándole la espalda al mundo o quieren integrarse? ¿Van a castigar al que invierte o lo van a dejar trabajar en paz?. Veo que oficialismo y oposición tienen objetivos totalmente distintos, aunque no me queda muy claro qué quiere Juntos por el Cambio, tienen una ensalada de ideas. 

Tags relacionados

Compartí tus comentarios