A 30 AÑOS

El secuestro de Mauricio Macri en primera persona: "Pensaba que me iban a volar la cabeza"

El ex presidente recordó en una entrevista cómo fue el momento más difícil de su vida.

Mauricio Macri sufrió un secuestro el 24 de agosto de 1991, algo que él describe como una experiencia que le cambió completamente su forma de ver la vida. Hoy, a 30 años de haber pasado por esa horrible situación, explica qué fue lo que sintió en esas dos semanas de terror y cómo pensó que "iban a volarle la cabeza".

"Ese segundo, hasta que me pusieron la mano en el hombro y me dijeron "te vas"... Yo pensaba que el tipo me estaba apuntando para volarme la cabeza", relató el ex Presidente de la Nación durante una una entrevista con el periodista Baby Etchecopar en su programa del canal A24.

Nuevo programa de $ 5677 con inscripciones abiertas: cómo consultar si se cumple con los requisitos

"La verdad es algo no esperado", contó para luego agregar: "Son las vacaciones que no le recomiendo a nadie. Fue muy traumático. Y claramente, después de ese trauma, que fue muy duro, fue un momento, en los que pasó de todo, pasé por todos los estados de ánimo, todas la situaciones que se vivieron en esos 14 días, y sobre todo la sensación de que claramente estamos de paso, que no somos nada. Yo dependía de gente a la que no le había visto su cara y que iban a decidir si me iban a matar o yo iba a vivir".

LA MOTIVACIÓN PARA ENTRAR AL SERVICIO PÚBLICO

Más adelante en la entrevista, el líder opositor explicó cómo esa experiencia fue la causante de que decidiera comenzar a trabajar en el Gobierno. "Y ahí empezó mi cabeza a girar en que ya no me sentía igual, haciendo cosas importantes, porque yo ya conducía cosas importantes dentro del grupo económico de mi padre, pero yo sentí que faltaba algo más", detalló y luego explicó: "Ahí empezó toda esta fantasía del servicio público y tomó cada vez más fuerza".

Mauricio Macri visitando el lugar donde estuvo secuestrado 14 días.

Más adelante contó como una conversación sobre su intención de ser directivo en el Club Atlético Boca Juniors le "salvó" la vida. "Yo hablé mucho todas las noches con el que me cuidaba", destacó y luego continuó: "Él me dijo ‘yo te voy a llamar Mario' y yo le dije ‘yo te llamo Mario a vos'. Entonces era Mario va y Mario viene, que se declaró fanático de Boca. Entonces, yo le decía ¿qué soñás para el futuro? Y yo decía ‘mi sueño es ser presidente de Boca'".

"Él me decía yo te voy a defender", enfatizó Macri y luego relató: "Yo le decía ‘¿Seguro?' Sí, voy a defender al futuro presidente de Boca. ‘Vos vas a hacer grande a Boca', me decía. Y hablando con él de muchas cosas, porque trataba de generar empatía, era el Síndrome de Estocolmo, de un lado y de otro, y ahí me empecé a dar cuenta de la realidad".

Dólar récord, inflación del 100% y recesión: el fulminante diagnóstico de un economista de la City para 2022

EL DETALLE DEL SECUESTRO

"Yo llegaba de jugar a las cartas, 1.30, en la esquina de Tagle y Figueroa Alcorta, en el edificio en punta que está en frente al ex ATC, en Rond Point", contó al explicar el momento puntual del secuestro, para luego seguir: "Voy a poner la llave y no me di cuenta siquiera que había una Minivan Volkswagen vieja y las luces apagadas. Habían desconectado el farol público que está enfrente, la luz pública. Se me viene un tipo encima corriendo y, cuando yo lo veo venir, le digo "acá tenés la llave y la billetera" y el tipo me embocó así como venía".

Mauricio y Franco Macri reencontrándose tras su liberación.

"Caí y quedé grogui, me levanto así y veo que dos tipos me agarran y se abre la puerta y ahí me doy cuenta que me llevan", reveló el ex presidente y luego prosiguió: "Entonces, clavo las dos patas así y ahí, el de atrás, el gordo que hacía de malo (después me di cuenta) me empezó a ahorcar, y ahí yo pensé que me moría, porque el tipo estaba muy tenso, porque es el momento de mayor peligro para ellos y había uno a 30 metros y yo empecé a gritarle "me secuestran".... un boludo, era el campana de ellos".

"Yo como como un boludo gritándole con el último cachito de aire y ahí medio como que me desmayé", puntualizó Macri para luego cerrar: "Me metieron ahí adentro, arrancó la camioneta y me decían "¿tenés algún detector, algo?". Yo decía, de qué me hablan estos tipos. Me desvistieron todo, tiraron toda la ropa por la ventana, me dejaron en calzoncillo, me vendaron todo así, me taparon todo. Cuando me están terminando de vendar, veo que abren un cajón, me meten adentro y se me cierra la tapa así".

Tags relacionados

Noticias del día

Comentarios

Formá parte de El Cronista Member y sumate al debate en nuestros comentarios
  • EV

    Eugenio Vazquez

    22/12/21

    ojala hubiera sido asi, no estriamos en el kilombo de destruccion que nos dejo. saludos

    0
    0
    Responder