Un empresario detenido aseguró que no pagó coimas y que "esto es un show"

El dueño de Electroingeniería, Gerardo Ferreyra, dijo que no sabe por qué está detenido y responsabilizó a la prensa. "Estoy fiscalizado por la máxima autoridad de la AFIP", indicó.

El dueño de Electroingeniería, Gerardo Ferreyra, preso por el escándalo de las coimas, rechazó las acusaciones cuando era trasladado a Comodoro Py. “Es un show mediático, no pagué coimas , aseguró uno de los ejecutivos mencionados por el chofer de Baratta.

El empresario del rubro energético, uno de los más beneficiados durante las administraciones K, dijo que la actividad de la compañía es fiscalizada por “la máxima autoridad de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP ). Además acusó a la prensa por su detención: “Ustedes me pusieron acá , dijo Ferreyra, previo a su traslado a Comodoro Py.

“Es un show mediático, no pagamos coimas ni sobreprecios, no sabemos por qué estamos detenidos": así se defendió Ferreyra, que se desligó de la causa por las coimas durante el kirchnerismo vinculadas al Ministerio de Planificación, por la que está detenido.

Ferreyra es una de las personas que aparecen en los cuadernos de Oscar Centeno, el chofer que dejó asentado con rigurosidad los recorridos que realizaba con su jefe, Roberto Baratta, y con otros ex funcionarios para recaudar bolsos con dineros.

Según las sospechas del juez federal Claudio Bonadio y del fiscal Carlos Stornelli, esos billetes eran retornos de la obra pública que generalmente terminaban en el domicilio particular de Néstor y Cristina Kircner o incluso en la Quinta de Olivos.

Electroingeniería es una de las compañías que tuvo un crecimiento abrupto durante el kirchnerismo a través de la adjudicación de obras energéticas. Eso le permitió expandir sus negocios e ingresar al mundo de los medios.

Tags relacionados
Noticias del día