Quién es Jorge Faurie, el designado nuevo canciller

Es diplomático de carrera y actualmente está al frente de la embajada argentina en Francia. 

Jorge Faurie se convertirá en pocos días en el nuevo Canciller de la Argentina, en reemplazo de Susana Malcorra quien esta tarde anunció que por “motivos personales dejará el cargo y regresará a España donde reside su familia.

Faurie, diplomático de carrera, se encuentra actualmente el frente de la embajada argentina en Francia, a donde llegó pocos meses después de que Mauricio Macri asumiese como Presidente.

Según informó Malcorra, el diplomático arribará mañana a Buenos Aires para iniciar la transición. Una vez que asuma se convertirá en el primer diplomático de carrera en ocupar el Ministerio de Relaciones Exteriores en 28 años. La última había sido Susana Ruiz Cerruti quien estuvo por algunas semanas en el cargo durante el gobierno de Raúl Alfonsín.

El designado canciller fue jefe de protocolo durante el gobierno del ex presidente Carlos Menem y luego, embajador en Portugal. Además, durante el mandato de Carlos Ruckauf en el Ministerio de Relaciones Exterior fue su vicecanciller.

Faurie, de 66 años, es abogado de profesión egresado de la Universidad Nacional del Litoral. En 1976 egresó del Instituto del Servicio Exterior de la Nación.

Desde entonces ha ocupado diferentes puestos, tanto administrativos como con carácter de Embajador, en las embajadas argentinas en Venezuela (1978-1979), Jamaica (1979), Trinidad y Tobago (1979-1980), Rumania (1980-1984), Brasil (1987-1989), Chile (1989-1992), Portugal (2002-2013), Francia (2016-2017).

Según informó Presidencia maneja varios idiomas, entre ellas el inglés, portugués, francés, italiano y rumano.

Tags relacionados
Noticias del día
Voló la renta variable

Las acciones se dispararon y el Merval llegó a un nuevo máximo histórico

Las acciones se dispararon y el Merval llegó a un nuevo máximo histórico
El índice bursátil porteño tuvo un avance de 2,1% en pesos y cerró la rueda en 80.085,27, su valor más alto de cierre en pesos. Sin embargo, al medirlo en dólares contado con liqui está más cerca de su piso que de su techo. Los ADR argentinos tuvieron una muy buena jornada. En tanto, los bonos en dólares registraron un pequeño alivio y cerraron con leves subas