La pelea por los subsidios al transporte paraliza los colectivos del interior del país

La UTA lanzó un paro de colectivos en todo el territorio menos Ciudad y Buenos Aires que acordaron la paritaria. Las provincias dicen que Nación transfiere fondos a Vidal y Larreta en detrimento del resto

La discusión por los subsidios al transporte volvió a escena. Y la sensación del interior que la Nación cuida a la Ciudad y la provincia de Buenos Aires volvió a tomar vuelo. Desde hace varios días que grandes ciudades de diferentes provincias hay paro de transporte pero hoy eso sucederá en todo el país salvo en los distritos gobernados por María Eugenia Vidal y por Horacio Rodríguez Larreta.

Ayer la Unión Tranviarios Automotor (UTA) anunció un paro general de transporte para hoy en reclamo de un aumento salarial del 20% y el pago de un bono de $16.000 en tres cuotas como se acordó con la Ciudad donde el salario básico se fijó en $41.000 hasta el mes de agosto, que luego subirá a $45.000. También se esperan movilizaciones en distintos puntos del país.

El anuncio fue después de un encuentro en la Secretaría de Trabajo de la Nación en donde los sindicalistas aseguran que no hubo representantes de las provincias. En paralelo, las provincias apuntan a la Casa Rosada y ponen un manto de duda respecto de las posibilidades de los dos distritos del Pro de hacer frente a los aumentos.

La senadora rionegrina por el Frente para la Victoria, Silvina García Larraburu, presentó un proyecto de Comunicación solicitando informes al Poder Ejecutivo sobre los subsidios a los transportes de colectivo y los montos no remitidos al fondo compensador. "Desde comienzos del 2019, el Ministerio de Transporte incrementó los subsidios al transporte colectivo de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y de la Provincia de Buenos Aires. Esa asistencia genera un notorio desequilibrio con las restantes provincias, que si bien reciben un fondo compensador, éste no ha sido aumentado en igual medida".

En esta discusión es donde señalan desde varios distritos que el fondo de $ 6500 millones que figura en el Presupuesto "no se actualizó con la inflación, por lo que claramente no alcanza a cubrir las necesidades que tenemos. Sin embargo, Vidal puede pagar aumentos a pesar de estar tan ajustados como el resto".

Desde la Nación salieron a desligarse de la discusión y el ministro de Transporte,Guillermo Dietrich , dijo que la definición de las tarifas y los subsidios son "responsabilidad de cada distrito".

Respecto de la diferencia entre la Ciudad y la provincia con el resto de los distritos -que son las dos que no van al paro- Dietrich actuó de vocero al señalar que "la Ciudad de Buenos Aires pasó a manejar todas las líneas de la Ciudad (las que empiezan y terminan su recorrido dentro de ella) y el nivel de subsidios que está aportando está en el orden de los 5.000 millones de pesos. A partir de las paritarias que ha habido, la Ciudad ha incrementado su aporte y no hay conflicto". Para el distrito de Vidal dijo la provincia "está a cargo de todas las líneas municipales y provinciales, y paga subsidios con su presupuesto que va a estar en el orden de los $ 27.000 millones". Con esto, el ministro buscó despejar las acusaciones de "ayudas" económicas.

Tags relacionados