Copa Libertadores

¿Se suspende la final? Los incidentes entre Boca y Fluminense podrían obligar a la drástica decisión

Este viernes al mediodía hay una importante reunión entre la Conmebol y dirigentes del fútbol argentino y brasileño para definir la situación sobre el partido previsto para el sábado.

Las dramáticas imágenes de la represión policial a los hinchas de Boca en las playas de Río de Janeiro, sumadas a la emboscada y las brutales agresiones de la barra del Fluminense a los fanáticos del equipo "xeneize" que viajaron hasta la capital carioca, podrían desembocar en la suspensión de la final de la Copa Libertadores.

En este sentido, en el mediodía de este viernes se desarrolla un cónclave entre representantes de la Conmebol, la Confederación Brasileña de Fútbol (CBF), la AFA y ambos clubes para definir la situación sobre el partido programado para disputarse el sábado en el estadio Maracaná.

Otra drástica decisión que por estas horas rondaría en la cabeza del paraguayo Alejandro Domínguez, presidente de la Conmebol, es la jugar la definición del máximo torneo de América a puertas cerradas. 

Sin embargo, minutos atrás el titular de la CBF, Ednaldo Rodrigues, aseguró que la final de la Libertadores se jugará este sábado a las 17 horas y con público.

Hinchas de Boca reunidos anoche en la playa de Copacabana, donde este viernes harán un "banderazo". (Foto: NA/captura de video)

Pero como si los incidentes ocurridos no bastaran, para este viernes a las 14 se espera la llegada a Río de Janeiro del primer contingente de la barra de Boca (serían 500 personas). Y para la noche está previsto el arribo de los restantes 200 hinchas, entre los cuales estaría la cúpula de "La 12".

En el medio, a las 16, los seguidores del club de la Ribera realizarán un "banderazo" sobre la arena de Copacabana, para el cual habrá muchos más policías que el jueves custodiando la zona. 

Esto luego del audio de Marcelo "El Manco" Aravena, uno de los líderes de la hinchada xeneize, que fue difundido por el periodista Flavio Azzaro en su canal de YouTube y en el cual el barra xeneize desafió a la hinchada de Fluminense a pelear contra ellos ni bien lleguen a la ciudad del Cristo Redentor.

A su vez, las autoridades de Río de Janeiro ya anunciaron que se suspendió la habilitación de una pantalla gigante en el Sambódromo, donde estaba previsto que unos 20.000 fanáticos de Boca pudieran ver el partido.

Temas relacionados
Más noticias de Boca Juniors
Noticias de tu interés

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.