Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

Perder el miedo, la clave para que aumenten las exportaciones

Perder el miedo, la clave para que aumenten las exportaciones

En los nueve primeros meses de 2017 las exportaciones argentinas aumentaron sólo 0,7% respecto de igual período del año anterior. Si bien es un avance, aún no se ha logrado recuperar los niveles previos a la imposición del cepo cambiario. Más allá de caídas abruptas en algunos rubros, la profundización del atraso cambiario aparece como una de las principales razones de esta realidad.

Según la visión del Gobierno, las exportaciones deberían contar con muchos más actores en los casi 70 sectores significativos de nuestras exportaciones. Para eso, la Agencia Argentina de Inversiones y Comercio Internacional desarrolla e implementa programas que ayudan a las PyMes argentinas a expandir sus negocios en los mercados internacionales y a insertarse en cadenas globales de valor.

Desde el Ministerio de Producción se administran distintos regímenes como el de Importación Temporaria de insumos para ser utilizados en un proceso productivo que permite a los exportadores importarlos sin pago alguno de gravámenes. También existe el Sistema Generalizado de Preferencias, que permite a nuestros productos acceder a aranceles nulos o reducidos para las importaciones en determinados países.

Pero lo más importante es que los potenciales exportadores pierdan el miedo a hacerlo. El camino ya ha sido lo suficientemente allanado en estos últimos 20 meses: Se eliminó la obligación de ingresar divisas y ahora los exportadores tienen total libertad para vender al exterior cómo deseen. Lo anterior implica un obstáculo menos para cobrar los reintegros de exportación, cuyas alícuotas para determinados productos han sido tonificadas (sector porcino, alimentos orgánicos y ecológicos, arroz, sidra y harinas). Aparte, su tramitación ya es totalmente automática, con lo cual sólo se requiere su seguimiento a través de la clave fiscal del operador. Dependiendo de la "caja" de Hacienda, el reintegro podría cobrarse en no más de tres meses desde su efectiva exportación, inscripción como exportador on-line en AFIP y ante diversos organismos como el Senasa. Incluso el certificado de antecedentes penales se puede tramitar a distancia.

Simplificación de intervenciones previas. Las exportaciones de alimentos ya no requieren tramitar el "Aviso" de exportación ante el INAL sino que se reemplazó por una simple "Notificación" que se realiza a través de la plataforma online "Trámites a Distancia". Para los vinos también se puso en marcha la VUCE, facilitando el mecanismo de declaración; Se creó el sistema "Exporta Simple", que permite a cualquier titular de CUIT exportar hasta u$s 600.000 por año y no más de u$s 15.000 por operación sin siquiera inscribirse en la Aduana como exportador e importador.

Aún queda mucho por resolver, en especial aquello relacionado a la infraestructura de transporte y al equilibrio de la macroeconomía, aunque todas estas medidas alientan a hacer lo necesario para colocar nuestros productos en el exterior y, de esa manera, ser "el supermercado del mundo".

 

Martín Clément, Gerente General de Clément Comercio Exterior

Más notas de tu interés

Comentarios1
Gabriel Brancolini
Gabriel Brancolini 09/12/2017 11:15:37

Sería interesante que simplifiquen el trámite para poder exportar fuera del Agro. Se requieren arriba de 100 firmas para poder exportar! Es una locura.