Cuidado, el nitrógeno puede dejarte helado

A simple vista parece una heladería convencional, pero si nos acercamos Chill-N7 Nitrogen Ice Cream es un negocio innovador que basa su exitosa fórmula en ofrecer una experiencia creativa para el usuario.
Para entrar al local hay que tener paciencia y esperar afuera, haciendo fila mientras los demás clientes son atendidos.
Cada helado es único y creado en el momento a demanda del consumidor. Se puede elegir el tamaño, la base del helado puede ser tanto de crema como de yogurt y una cantidad de sabores para mezclar a gusto así como otros ingredientes para incorporar. Cada pedido de helado, lleva una ecuación que crea el consumidor en base a la Tabla de Elementos exhibida en el local.
Todo se produce a la vista y con ingredientes que salen directo del pote. Así no cabe duda que el dulce de leche, el chocolate o la nutella son genuinos y de las mejores marcas disponibles en el mercado. Cada helado es único, tal como el consumidor que los imagina.
Una vez preparada la fórmula con los ingredientes a temperatura natural, se le agrega nitrógeno y mientras se bate la mezcla se produce una nube mágica que envuelve el producto y que lo transforma en un delicioso helado recién hecho.
Creando el efecto de un microondas que enfría a alta velocidad y que básicamente puede hacer que cualquier sabor se convierta en helado.
Si bien el uso del nitrógeno líquido en la cocina no es algo nuevo, se ha puesto de moda recientemente. El famoso Chef Ferran Adriá, creador de El Bulli, fue quien difundió su uso con entusiasmo y a escala global. También el reconocido chef británico Heston Blumenthal, un gran defensor de la importancia del conocimiento científico en la cocina, popularizó esta técnica con sus huevos nitro revueltos, y sus aperitivos nitro hervidos, que forman parte del menú de su restaurante The Fat Duck, en Berkshire, en el sudeste del Reino Unido.
El nitrógeno líquido con una temperatura de 196 grados bajo cero enfría con alta velocidad y cambia la textura de los elementos. Al congelar en forma tan rápida los cristales que se forman son pequeños y el resultado es un helado mas denso y cremoso. El nitrógeno permite congelar rápidamente ingredientes como el alcohol, algo que seria imposible lograr convencionalmente. También permite cocinar en frío ingredientes como el chocolate o el puré.
Mezcla de emprendedores y científicos, Chuck Woodard y Danny Golik son los jóvenes creadores de esta exitosa fórmula. Apenas graduados de la universidad y amigos de toda la vida, fundaron este negocio en el garage y con la entusiasta ayuda de sus familias.
Antes de iniciar el negocio formalmente, obtuvieron el primer premio en el concurso Startup Madness Collegiate Entrepreneurship 2013. Claramente son el producto de una sociedad que estimula y premia a los emprendedores y sus ideas.
Al momento tienen sólo dos locales, muy distantes uno de otro dentro de la ciudad de Miami (al sur en Pinecrest y al norte en Aventura). Probablemente pronto veremos franquicias y seguramente muchos imitadores o perfeccionadores de este nuevo concepto de negocio abrirán locales.
Noticias de tu interés