Tiny houses: las casas de 22 m2 transportables que llegaron a la Argentina

Tiny houses: las casas de 22 m2 transportables que llegaron a la Argentina

Tiny Houses es un movimiento mundial de casas pequeñas que fomenta vivir de una manera simple. Una empresa las fabrica y las comercializa en Argentina.

Surgió como un movimiento social y arquitectónico alrededor del 2008 pero recién 10 años después está haciendo pie en Argentina. Se denomina Tiny House (casa pequeña) y propone vivir una vida más sencilla y ecológica en casas pequeñas. Casarella – empresa especializada en construcción vía steel frame- es la primera compañía argentina en traer este modelo y producirla en el país. Casarella Tiny, como la llaman, es una casa de 22 metros cuadrados en la que caben 4 personas, cuenta con  una habitación, cocina, baño y sala de estar. Puede transportarse con un vehículo e instalarse en cualquier lugar ya que soporta todo tipo de clima, desde el mar hasta la nieve.

“Nosotros veníamos trabajando hace 2 años con el esquema Tiny House porque en el sistema constructivo que hacemos -steel frame- veíamos que empresas similares a nosotras a en EEUU y en Australia venían trabajando el formato Tiny House y que la demanda en Argentina existía, entonces decidimos traerlo con nuestra tecnología. Compramos una máquina en Australia que imprime en 3D los paneles y terminamos haciendo una casa móvil con tecnología”, relata Nestor Sucko, CEO de Casarella.

“El movimiento arrancó en 2008 y se va a propagando por todo el mundo porque la problemática de la vivienda es mundial. En Argentina vemos mucho interés, en muchos casos son familias que tienen un lote en la costa y es complejo actualmente ponerse a construir una casa de cero entonces esta propuesta es una solución, la llevan y se instalan los 15 días de vacaciones. Otros que están por construir su casa y quieren dejar de pagar alquiler, viven en la Tiny mientras construyen la casa definitiva y después la venden. También hay gente que la ha adoptado como un modo de vida,  es una corriente minimalista que busca que las personas estén más afuera, gasten menos y tengan menos cosas”, explica Sucko.

Ya sea frente al mar o el montaña, las casas Tiny pueden colocarse en cualquier geografía. “Es una vivienda aislada preparada para todos los climas, estuvimos en EEUU estudiando el diseño para trasladarlo acá. Usamos materiales nobles como acero galvanizado y tienen un tratamiento de filtro UV por lo que no se decolora ni se resquebraja, es de libre mantenimiento. Los interiores son de machimbre de PVC que se limpia con un trapito húmedo. Los pisos son de PVC de alto tránsito, muy durable. Tenemos un esquema llave en mano, la entregamos lista para usar, con sistema de cañerías, y luces LED,” explica Stucko. “Fabricamos toda la estructura metálica con una máquina que te permite precisión y las producimos como si fuera un auto, nos lleva unos 30 días”, agrega.

El steel frame o steel framing es un sistema de construcción que se basa en estructuras metálicas, de acero galvanizado, donde las paredes se conforman con diversas capas de materiales, como lana de vidrio, poliestireno expandido (telgopor), yeso, entre otros. No usa ladrillos y su condición “en seco” lo independiza relativamente de los tiempos de secado de las obras tradicionales y de los vaivenes del clima para avanzar en la construcción. “La idea es que la casa es pequeña pero la usabilidad es la misma que en una casa normal”, explica Sucko y destaca que es una casa ecológica ya que el consumo de agua y electricidad es mucho menor.

Llevan vendidas 12 unidades y apuntan a vender 24 en 2019. “Nos sorprendió muchísimo que hubiese tanta gente que estaba siguiendo movimiento, sabíamos que había un mercado, pero no pensamos que era tan grande”, explica Sucko. Casarella surgió como una empresa familiar fundada por Nestor Sucko junto a su esposa y si bien hoy trabajan en ella sus hijas Tamara y Victoria, la compañía ya cuenta con 130 empleados y principalmente tres unidades de negocio: el modelo Casa llave en mano, Casarella tiny y Tierras de Casarella con desarrollos urbanísticos en Zarate.

En cuanto a proyectos a futuro, el próximo paso es la creación de complejos vacacionales para llevar la casa Tiny. "En EEUU donde este movimiento está más desarrollado, tienen complejos vacacionales para este tipo de casas. Nuestro proyecto es tener en distintos puntos de Argentina predios donde puedas estar con tu Tiny House, lugares preparados para la descarga de agua y luz y donde entren unas 20 unidades. También estamos desarrollando un esquema de alquiler por 2 o 3 meses”, explica. 

Actualmente el costo es $ 800.000 en un pago. Existe una modalidad de pago alternativa  que consiste en un anticipo $ 400.000 y 84 cuotas de $ 10.000 fijos. “Están las personas que les interesa como vivienda permanente así que estamos estudiando con bancos planes de financiamiento en cuotas y que salgan por sorteo como un auto”, adelanta. El alquiler por 3 meses cuesta $30.000. Si bien por el momento llevan vendidas casas en Capital y Gran Buenos Aires, apuntan a hacer llegar el modelo a Casarella a todo el país realizando recorridos como el que actualmente están realizando en la Patagonia. "Está creciendo más rápido de lo que estaba en nuestros planes, es muy satisfactorio", concluye.

Comentarios3
Emilio Negre
Emilio Negre 31/12/2018 08:27:55

¿Como pasas por debajo de un puente con esto?

Claudio Beltran
Claudio Beltran 28/12/2018 02:55:40

Existe tambien un proyecto que se llama Sustentic House en la patagonia que fabrican Tiny House

Ted Story
Ted Story 28/12/2018 12:48:58

Que hacemos con los materiales utilizados y reciclaje como el PVC y la contaminacion cuando pasen los años con estas TINY house ? El costo es a cargo del estado y los contribuyentes o del fabricante ?