Gaming: la unión entre NFTs, DeFi y Metaversos

Funciones, utilidades, conexiones, rendimientos, entre muchas cosas más. Conocé cómo estos diferentes conceptos del universo cripto se relacionan entre sí para crear los grandes proyectos que son hoy en día, y llevar a cabo su funcionalidad final con éxito.

En otras oportunidades hemos hablado de estos conceptos, ya sea DeFi, NFTs o Metaversos descentralizados, y estos tres a la vez se encuentran a menudo englobados bajo el fenómeno del gaming: palabra que viene del inglés de juego, game, en referencia a la acción de jugar.

Claro está que las finanzas descentralizadas y los NFTs son instrumentos financieros, pero es innegable notar que estas nuevas tecnologías generan un ambiente propicio para trasladar sus funciones al mundo del gaming.

Empecemos de atrás hacia adelante

DeFi, permite a los desarrolladores crear sistemas enteros, completamente descentralizados y automáticos que puedan manejar dinero real de forma segura y habilitando de la misma manera al público operar vía sistemas de gobernanza. Al cambiar lo que antes eran monedas ficticias dentro de un juego, por tokens con valor real, cotizados públicamente, es obligatorio tener una infraestructura con protocolos aptos para operar en consecuencia, manteniendo la fidelidad y seguridad como primera condición.

La función final de los NFTs es la de crear un token único que pueda verificar su propietario y su veracidad en el blockchain. Esta cualidad es altamente valorada dentro del gaming, ya que de esta forma es posible, no solo crear objetos, personajes, cualidades únicas, sino también hacer su comercio posible, teniendo cada una de estas características una forma de ser diferenciadas de otras. Esto también fomenta la creación de comunidades dentro de los distintos juegos, porque a raíz de la comercialización de los diferentes productos que éste ofrece, se genera un mercado interno que opera dentro del blockchain, profundizando así también el alcance, divertimento y objetivo del juego.

Para dejar este tema bien claro les ofrezco un ejemplo real. Existe un juego llamado "Titan Hunter" en el que el personaje precisa de diferentes piezas de ropa para vestirse. Cada pieza, llamada ítem, es intercambiable y cada una es representada con NFT diferente. De esta forma, podemos juntar, mediante el juego, recompensas en tokens que pueden ser reinvertidos comprando items nuevos, que favorezcan al personaje a cumplir nuevos objetivos. De esta forma es que se crean los mercados internos.

Imagen del juego Titan Hunter donde se pueden observar los diferentes ítems (NFTs) que se pueden equipar al personaje.

Así es como estas tres ideas se combinan para llevar a cabo un proyecto en el que son las principales protagonistas: un metaverso descentralizado. Donde todo el sistema financiero se rige mediante finanzas descentralizadas, los NFTs gozan de aprovechar de su completa funcionalidad ya que existen dentro de un mundo completamente digital y todo esto se encuentra englobado dentro del gaming, debido a la naturaleza y la plataforma en la que se basan estos proyectos.

No obstante, la idea de los metaversos lleva consigo el concepto inherente del networking, al tener como fin crear realidades virtuales habitadas y experimentadas en primera persona. De hecho, esto ya fue probado en numerosas conferencias durante el 2020 y 2021. Debido a la imposibilidad de encuentros masivos físicos, se generaron metaversos, esta vez centralizados, para poder organizar eventos en los que pueda haber oradores, presentaciones y primordialmente comunicación entre pares, accionistas, inversores y empresas.

Tags relacionados