Historias de marcas

Probó un snack al costado de la ruta y se inspiró para crear un negocio millonario: el origen de los Doritos

El ejecutivo de Marketing, Arch West, tuvo la idea a principios de los 60. La etiqueta de transformó en una de las principales etiquetas de Pepsico.

En esta noticia

Archibald "Arch" West cambió por completo el negocio de los snacks. No solo por ser el creador de los ya clásicos Doritos, sino porque también revolucionó la industria con sus sabores fuera de lo común. Un viaje en familia lo llevó a construir una marca con ventas multimillonarias alrededor del mundo.

Nació en 1914 en Indianápolis y no tuvo una infancia sencilla. Su padre murió de peritonitis y como su madre no podía mantenerlos a él y a su hermano los envió a un orfanato. Consiguió una beca para estudiar Negocios en Franklin College, en Indiana, y luego fue oficial de artillería de la Armada de los Estados Unidos durante la Segunda Guerra Mundial.

Arch West, el ejecutivo detrás de la creación de los Doritos

West pasó por varios trabajos antes de ingresar a la alimenticia Frito. Primero fue viajante de comercio, después se convirtió en un verdadero "Mad Men", ya que trabajó como manager en una agencia de publicidad en Nueva York. Finalmente entró a la firma de snacks en 1960.

El origen de Doritos

En aquel entonces, la compañía se especializaba en bocadillos fritos de maíz y, en particular, en Frito, su marca de chips ondulados. Al año siguiente la empresa se fusionó con H.W. Lay y Frito-Lay se transformó en líder indiscutido del sector con sus dos etiquetas. Pero West creía que faltaba algo.

La marca de snacks fue creada por Frito-Lay en 1964

Durante unas vacaciones familiares al sur de Calfifornia, el ejecutivo, que se desempeñaba como VP de marketing, probó algo que le dio una idea. Al costado de la ruta compró un paquete de chips de tortilla de maíz fritos. "El sabor estaba bien, pero no era excitante y pensó que se le podía sumar un saborizante antes de freírlas", contó su nieto en un artículo para Wooster School.

West volvió a Texas y le sugirió a los ejecutivos de Frito-Lay que hicieran una prueba para saber si había un mercado interesado en un producto similar. Sin embargo, la respuesta no fue la esperada. "Odiaban la idea porque temían que un nuevo snack arruinara las ventas de papas fritas", aseguró su familia.

 Entonces el directivo optó por ponerse al hombro el relevamiento. Contrató a una empresa para que produjera el snack y lo testeó con un grupo de consumidores. Le llevó los resultados positivos a la empresa y Doritos salió al mercado en 1964.

Una marca multimillonaria

El nuevo producto se vendía bien en el suroeste de los Estados Unidos y un par de años después escaló a todo el país. Su boom empezó con el sabor queso y luego llegó el de taco. Pronto se le sumaron otros, como cool ranch, salsa verde y spicy nacho.

Desde 1965 Frito-Lay pasó a formar parte de PepsiCo y West se retiró de la empresa seis años más tarde. Su idea se convirtió en uno de las principales marcas del holding a nivel mundial, solo por detrás de Lay's, con ventas por u$s 1500 millones en 2018 en el mercado estadounidense, según Statista.

Polémica y arrepentimiento

En 2018 la por entonces CEO de PepsiCo, Indra Nooyi, anunció que estaban desarrollando una versión de Doritos pensada para el público femenino. Esta opción, aseguraba, sería menos crujiente y dejaría menos residuos en las manos al comerlos. 

Doritos es la marca de snacks más popular del holding detrás de Lay's

"Como ven, muchos hombres jóvenes comen sus chips, aman sus Doritos y se chupan los dedos con gran alegría. Y cuando llegan al final de la bolsa, agarran los pedacitos rotos y los comen porque no quieren perder el sabor. A las mujeres, creo que les gustaría hacer lo mismo, pero no lo hacen. No les gusta masticar tan fuerte en público y no quieren chuparse los dedos", apuntó la ejecutiva.

La idea rápidamente generó muchos comentarios negativos en las redes sociales. Poco tiempo después PepsiCo anunció que había descartado este proyecto.

West murió en 2011 a los 97 años y su creación también formó parte de su funeral, al igual que sucedió con otros inventores de marcas reconocidas, como Pringles. En esta ocasión, su familia dejó una capa de Doritos sobre su tumba para que siempre tenga su snack favorito a mano.

Tags relacionados

Noticias del día

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.