Obras de infraestructura

Cómo será la isla artificial de energía que se construirá en Bélgica

Tendrá una superficie equivalente a doce estadios de fútbol convencionales. Se utilizarán cajones de hormigón rellenos de arena, un recurso vanguardista en la industria. Será la primera de su tipo en el mundo.

 Jan De Nul Group, en alianza con DEME Group, ganó el concurso licitatorio que convertirá a la Isla Princesa Elisabeth en la primera isla artificial de energía del mundo. La construcción de los sedimentos para esta mega obra comenzará a principios de 2024 y se estima que concluiría en 2026. Luego podrá iniciarse la instalación de la infraestructura de alta tensión, una tarea vital para llevar a tierra la electricidad de la futura zona eólica de Bélgica.

Para llevar a cabo estos trabajos serán necesarias seis hectáreas de terreno marino, lo que equivale a doce estadios de fútbol convencionales. Su infraestructura será creada a unos 45 kilómetros de la costa belga y construida a partir de la utilización de cajones de hormigón rellenos de arena, un recurso vanguardista en la industria. 

Además, se construirá un pequeño puerto y una plataforma para helicópteros que permitirá a los equipos visitar la isla para realizar las tareas de mantenimiento.

Este proyecto será el primero a nivel mundial en combinar corriente continua (HVDC) y corriente alterna (HVAC), a través de "interconectores híbridos", que tienen una doble función y son, por tanto, más eficientes. 

Es así como entonces, la infraestructura de alta tensión de la isla agrupará los cables de exportaciones de los parques eólicos de la zona del Princesa Elisabeth, al tiempo que servirá de nudo para los futuros interconectores con Gran Bretaña (Nautilus) y Dinamarca (TritonLink), lo que implica el primer elemento de una red eléctrica marítima europea integrada que conectará varios centros y países entre sí.

Con más dragado, se impulsa la actividad de los cruceros

El buen dragado y las lecciones para la logística paraguaya

Al respecto, Julie De Nul, directora de Jan De Nul Group, expresó: "Como empresa, estamos orgullosos de respaldar este proyecto a través del cual, como consorcio belga, podemos ayudar a nuestro país a alcanzar sus objetivos climáticos. Bélgica es pionera en el campo de la energía eólica marina. Con la construcción de esta isla energética lo volvemos a poner de manifiesto. La experiencia combinada de Jan De Nul y DEME como especialistas offshore en dragado, blindaje de rocas y energía offshore es un valor añadido absoluto".

Por su parte, Luc Vandenbulcke, CEO del Grupo DEME afirmó: "Estamos deseando trabajar juntos para lograr este tour de force técnico. La construcción de la primera isla artificial de energía del mundo reafirma la experiencia de nuestro país en la realización de proyectos complejos en el mar. El objetivo de TM EDISON es una ejecución cualitativa que implique la menor huella de carbono posible y el aumento del nivel de las aguas del Mar del Norte".

Cabe destacar que, la tecnología que despliega Jan De Nul alrededor del mundo también está disponible en nuestro país y la región. Hoy en día, la firma está cargo de las obras marítimas que garantizan el eficaz funcionamiento de las vías navegables más importantes de Argentina, como es el caso de la ruta fluvial Paraná-Paraguay, por donde pasan más del 80% de las exportaciones nacionales al mundo.

Temas relacionados
Más noticias de dragado
Noticias de tu interés

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.