TECNOLOGÍA

Cómo es el módulo de servicio europeo para la misión tripulada a la Luna

El modelo de Airbus se utilizará en el viaje inicial Orion con astronautas, que volará alrededor de la Luna y regresará a la Tierra. Posee más de 12 kilómetros de cables y 20.000 piezas

 Más de 50 años después del primer alunizaje tripulado en 1969, la Administración Nacional de Aeronáutica y del Espacio (NASA) planea nuevamente un alunizaje, y por primera vez confió en una compañía no estadounidense para construir un elemento clave.

El Módulo de Servicio Europeo (ESM), que propulsa y maniobra la nave espacial Orion y proporciona a la tripulación agua y oxígeno, además de regular el control térmico ya pasó todas las validaciones. Éstas incluyen pruebas de cardán del motor principal del módulo que gira de lado a lado para maniobrar y controlar direccionalmente durante el vuelo espacial.

Realizado en las instalaciones de Airbus Defence and Space en Bremen, Alemania, esta es la contribución de Europa a la nave espacial Orion desarrollada por Estados Unidos para la NASA.

NASA prueba una nave espacial para desviar asteroides y proteger a la Tierra de impactos

NASA: el telescopio Hubble descubrió "Earendel" la estrella más lejana y jamás observada

El Orion ESM es de forma cilíndrica, con unos cuatro metros de diámetro y altura. En el lanzamiento, pesará algo más de 13 toneladas, lo que representa aproximadamente 5/3 de la masa total de la nave espacial Orión.

Más de 12 kilómetros de cables y 20.000 piezas y componentes se utilizan en cada ESM, desde equipos eléctricos hasta motores, paneles solares, tanques de combustible y suministros de soporte vital.

El exterior está cubierto con Kevlar para evitar daños por micro meteoritos e impacto de desechos espaciales.

Además de su función como el principal sistema de propulsión para la nave espacial Orión, el ESM será responsable de las maniobras orbitales y el control de posición. Sus 8,6 toneladas de combustible impulsarán el motor principal, con ocho propulsores auxiliares y 24 más pequeños utilizados para el control de actitud.

El módulo se basa en una matriz solar distintiva de cuatro alas, y cada una de ellas consta de tres paneles separados que se desplegarán hasta su longitud de siete metros después del lanzamiento, lo que le da a la nave espacial una envergadura de 19 metros de ancho. Asimismo, sus15.000 células solares tendrán un sofisticado sistema de ejes para poder alinearse con el sol para una máxima generación de energía.

"El desarrollo y la preparación de naves espaciales y módulos con clasificación humana tienen una larga historia en Bremen, comenzando con el laboratorio Spacelab que se llevó a bordo del transbordador espacial. Esta actividad continuó a través del apoyo de Airbus a programas como el módulo Columbus, que está acoplado a la Estación Espacial Internacional; junto con la nave espacial de reabastecimiento de carga Automated Transfer Vehicle (ATV) ... y ahora Orión" dijo Mark Kelly, gerente de Ensamblaje, Integración y Pruebas (AIT) para ESM-2

Tags relacionados
Noticias del día

Compartí tus comentarios

Formá parte de El Cronista Member y sumate al debate en nuestros comentarios