En dos semanas

Por esta insólita razón no se podrá vender o comprar propiedades ni hacer sucesiones

El Registro de la Propiedad de Inmueble de la Ciudad de Buenos Aires se está quedando sin un insumo vital para poder seguir operando. ¿Qué podrá pasar en los próximos días?

El Registro de la Propiedad de Inmueble de Capital Federal (RPI), que está bajo la órbita del Ministerio de Justicia de la Nación, se está por quedar sin estampillas necesarias para ingresar los trámites al Registro. Sin estas obleas no podrán emitirse escrituras de compra-venta, cancelación de hipotecas o sucesiones.

Según datos del registro, el stock de estampillas solo alcanza para dos semanas. "En 15 días el RPI no va a poder recibir trámites, bienes de familia, pedidos de trabas de embargos, levantamientos de embargos, escrituras, cancelaciones de hipotecas, entre otros", dijeron.

Según pudo saber El Cronista, el problema es que el Gobierno nacional no aprueba la compra de obleas. Y es que la operatoria, por poco más de $ 700.000, aún no tiene su resolución firmada.

La insólita razón por la que podrían quedar en stand by la compra-venta de inmuebles se da en un contexto de pocas operaciones. Las escrituras registraron en junio 3320 registros, con un monto total de las transacciones por $ 80.400 millones, según datos del Colegio de Escribanos porteño.

Si bien se trata de la sede porteña, como depende del Gobierno Nacional por allí pasan trámites de todo el país. De hecho, estaba previsto que el RPI pasara a depender de la Ciudad, algo que finalmente no sucedió.

Los antecedentes

Desde el sector inmobiliario advierten que la situación, de no solucionarse, podría ser crítica. Hace solo algunos meses, una medida gremial en el Registro de la Propiedad Inmueble de la Provincia de Buenos Aires generó demoras de hasta tres meses en la firma de escrituras, contratos de alquiler y hasta sucesiones.

Las distintas acciones gremiales, que se realizaron durante más de dos meses, incluyeron retenciones de tareas y asambleas. Por eso, los certificados e informes, vitales para que avancen las operaciones en territorio bonaerense, acumularon retrasos históricos.

Las estampillas que hoy están empezando a faltar en el RPI porteño son necesarios para inscribir los trámites. "Es parte de las tasas que un escribano le cobra a un requirente por una inscripción puntual. Puede ser compraventa, hipoteca o bien de familia", explicó la fuente.

El mercado de real estate no es el único que sufre la falta de insumos. Hace solo algunos días, los Registros del Automotor informaron que se quedaron sin plásticos para emitir las cédulas verdes. 

Las escrituras en la Ciudad mejoran, muy levemente

Se trata de los "documentos de identidad" de los autos que circulan por la Argentina. La situación, admitida por la propia Dirección del Registro de la Propiedad Automotor (DNRPA), se da como consecuencia de las trabas a las importaciones.

En este caso, el Ministerio de Justicia de la Nación, que es responsable de la DNRPA, culpó por la falta de plásticos al Banco Central, que es el encargado de imprimir el llamado "pouch de seguridad": el sello que tienen las cédulas para combatir las falsificaciones.  Mientras que, el Banco Central admitió que la demora para la entrega de estas impresiones se deben a problemas para importar el plástico necesario para emitirlas.

Temas relacionados
Más noticias de Real Estate

Las más leídas de Negocios

Las más leídas de Apertura

Destacadas de hoy

Noticias de tu interés

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.