Energía

Subieron los precios de combustibles y electricidad: la otra grieta a cerrar

El reciente ajuste de los combustibles y los nuevos cuadros tarifarios de electricidad volvieron a poner sobre la lupa a los precios de la energía en el mercado local

Hubo dos noticias la semana pasada en la industria energética. El miércoles, cerca de la medianoche, YPF anunció un aumento en los precios de sus combustibles a partir de las 0 horas del jueves. El ajuste fue del 6% en promedio en naftas y gasoil. "YPF continuará realizando sus mayores esfuerzos productivos y logísticos para sostener el abastecimiento del mercado nacional en un contexto de sostenidos récords históricos de demanda estacional", informó la empresa que es responsable de despachar el 60% de los combustibles que se venden en el país.

"Luego de este ajuste, continuaremos monitoreando la evolución de las variables que inciden en la formación de precios, teniendo siempre en consideración las particularidades del contexto macroeconómico del país y la realidad internacional", agregó el comunicado, en alusión al nuevo aumento, el quinto en lo que va del año para las naftas y el sexto para el gasoil.

Horas después, fuentes del sector salieron a justificar la decisión de la petrolera, que está bajo control del Estado nacional. "La devaluación acumulada desde el último ajuste de los combustibles (1o de octubre) es de 6,8%. En noviembre, aumentó 4,7% el precio del etanol de caña", precisaron. "En los últimos 12 meses, el ajuste del precio acumulado de las naftas es de aproximadamente el 52% y el del gasoil, del 74%", continuaron. El promedio de combustibles, en consecuencia, fue del 62%, añadieron, mientras que el resto de las variables que inciden en la economía local variaron en proporciones mucho mayores. Ilustraron el cuadro con cerca de una veintena de variables -desde precios de productos de la canasta básica a servicios financieros- que, en el mismo tiempo, acumulan subas de hasta por encima del 120 por ciento.

"Al mismo tiempo, se sigue registrando una muy importante diferencia de precios de combustibles con los países limítrofes, que promueve la salida del combustible hacia esos países y tracciona el consumo por parte de los vehículos de patente extranjera, generando un significativo incremento de la demanda de naftas y gasoil, que en las provincias del Litoral Norte supera en 25% a las cifras de 2019", agregaron.

En consecuencia, en CABA, el litro de nafta súper de YPF pasó a valer $ 145,10 este mes; el de Infinia (nafta premium), $ 177,70; el de D-500 (gasoil), $ 155,90; y el de Infinia Diesel (gasoil premium), $ 212,40. Entre u$s 0,88 y u$s 1,29, a tipo de cambio oficial.

También el jueves, el Ente Nacional Regulador de la Electricidad (ENRE) oficializó el nuevo cuadro tarifario de Edenor y Edesur para los usuarios residenciales, comercios e industrias, que estarán vigentes hasta abril de 2023. A través de las resoluciones 554 y 555, se dio paso a la adecuación de valores dispuestos por la Secretaría de Energía y con impacto directo en los usuarios del Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA).

"Para los usuarios de menores ingresos (Nivel 2) y de ingresos medios (Nivel 3), la actualización desde este mes oscila entre el 2% y el 6%. Para los de mayores ingresos (Nivel 1), el monto a pagar dependerá de la envergadura del consumo", indica el texto.

Además, se dispuso la continuidad de los valores correspondientes a cada agente distribuidor del Mercado Eléctrico Mayorista (MEM) por el Servicio Público de Transporte de Energía Eléctrica en Alta Tensión y por Distribución Troncal.

"Que con respecto al Cuadro Tarifario vigente al 31 de octubre de 2022, la tarifa media de la categoría residencial aumenta, en promedio, un 27%; Generales y T2 aumenta en promedio un 16%; T3 baja y media tensión aumentan en promedio entre 16% y 20%; y los GUDIS (demandas mayores a los 300 kilowatts) disminuyen en baja tensión un 15% y en media tensión un 16%", dice la reglamentación correspondiente a Edenor, una de las dos concesionarias alcanzadas por la resolución.

"Con respecto al cuadro vigente al 31 de octubre de 2022, los usuarios residenciales del Nivel 3 de las subcategorías de R1 a R3 aumentan entre un 3% y un 4%. A partir de la subcategoría R4 a la R9, aumentan en forma creciente 3 puntos porcentuales aproximadamente por cada segmento, variando entre un 5% y un 19%", se indica en relación a la otra concesionaria, Edesur.

Cuestión de Fondo

Ambas noticias volvieron a poner sobre la mesa un tema de trato complejo, en un país de las dificultades económicas estructurales de la Argentina y que, además, está inserta en un escenario de inflación anual cercana a los tres dígitos: el atraso de los precios de la energía, uno de los puntos que, precisamente, observó el Fondo Monetario Internacional en sus revisiones sobre la economía del país.

Pocos días antes del ajuste de YPF, en su informe de precios energéticos, la consultora Montamat & Asociados había advertido: "Luego de los últimos aumentos en los surtidores (N.d.R.: en alusión a los del mes pasado), y de una caída registrada en las cotizaciones de combustibles internacionales de referencia, el precio de la nafta súper promedio país quedó un 25% por debajo de su paridad de importación, la cual se ubicó en $ 203,82/litro; en tanto que el gasoil común local promedio país quedó en un 34% respecto a su paridad, en $ 259,5/litro en la primera semana de octubre".

"A pesar de la caída en las cotizaciones de referencia internacional, el aumento del ritmo de devaluación de la moneda local y el ajuste de precio de los biocombustibles -incluyendo el corte del biodiesel- generó un aumento en las paridades de importación", explicó.

"En cuanto a la electricidad", observó, "en el mercado mayorista, si bien se registra un incremento en el precio monómico estacional en dólares, llegando a u$s 40/MWh (megawatt/hora), se encuentra aún muy lejos del costo de la energía más transporte, en u$s 87,20/MWh".

En sentido opuesto, distinguió, el costo de la energía cayó en relación a los meses previos, debido a una mejora en la generación de electricidad hidráulica. El pico, precisó, había sido en julio (u$s 130/MWh), luego de que se dispararon los precios del gas natural y los combustibles. "Las menores importaciones de gas natural también afectaron a la baja del costo del sistema", notó. "Con ello, el precio pagado por la demanda apenas cubrió el 45,9% del costo de la energía en el mes de septiembre", resumió el análisis.

El informe de Montamat & Asociados también abordó el segmento residencial. Consignó que, desde inicio del año, las tarifas en el área metropolitana habían acumulado un incremento del 41%; del 6%, medido en dólares. "Con ello, siguen quedando muy por debajo de la región y se mantienen en un 24% respecto a las de referencias regionales (Chile, Brasil, Perú, Ecuador, Uruguay y Centroamérica), con u$s 36/MWh, respecto a un promedio regional de u$s 149/MWh para usuarios de 150 Kwh (kilowatts-hora) mensuales", contrastó. "Para usuarios de 600 Kwh, la tarifa de AMBA fue de u$s 43,50 frente a u$s 176,5 de la región, aunque la relación se mantiene", indicó.

Temas relacionados
Más noticias de YPF

Las más leídas de Negocios

Las más leídas de Apertura

Destacadas de hoy

Noticias de tu interés

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.