Musimundo

El incierto futuro de la compañía argentina que lideró la industria discográfica durante 30 años

Corría el año 1952, y mientras el país se consternaba por la muerte de María Eva Duarte de Perón y agradecía que Juan Manuel Fangio saliera ileso de su accidente en el Gran Premio de Monza, en el barrio de Villa del Parque, a metros de la estación de tren de la línea San Martín, se inauguraba una pequeña tienda de discos denominada "Elgar". El rock'n'roll todavía se encontraba en ciernes y pocos imaginaban que unos muchachos de Liverpool transformarían la industria de la música para siempre.

Cuatro décadas después, con Alemania ya reunificada y Celine Dion liderando la venta de CDs, esa otrora tienda de barrio, lindante con Paternal y Agronomía, ya manejaba casi el 50% del negocio de la venta musical en Argentina. Supo ser pionera en la importación de los compact-disc y de sus reproductores, y su ascendente crecimiento en sucursales y facturación le permitía ser vendida al Grupo Exxel por $ 235 millones de dólares.

El último salto temporal aterriza en 2024, donde la el posibilismo de la Inteligencia Artificial parece llevarse todo puesto, y Spotify ya la incorpora para generar playlists personalizadas por usuario de acuerdo al trackeo de los hábitos de escucha. Al noroeste de la Provincia de Buenos Aires, como metáfora de los tiempos, baja una persiana que no vuelve a subir: la empresa Musimundo (primero llamada "Elgar", luego comprada por el Grupo Exxel) anuncia el cierre de su sucursal en la calle Roque Sáenz Peña, completando su retiro definitivo del Interior de la PBA, proceso comenzado en 2018 cuando tuvo que desprenderse de casi tres decenas de sus sucursales en distintos puntos del país.

La prosperidad de la cadena de venta de música, devenida en tienda de electrodomésticos hacia la segunda década del siglo XXI, se vio amenazada por primera vez en 2018, cuando tomó estado público el pedido de concurso preventivo por parte de CARSA, sociedad de origen chaqueña que se había erigido en accionista de la empresa desde 2011. Luego de anunciar la reestructuración de un pasivo que ascendía a 3000 millones de pesos, Musimundo logró salir del concurso preventivo de acreedores, llegando a acuerdos finales con bancos y bonistas en 2021.

Sin embargo, esta operación le valió una drástica reducción de su operación: entre 2018 y 2019 cerró sus sucursales en Tandil, Chivilcoy, Mercedes, Olavarría, Necochea, Ezeiza, y dos locales en Mar del Plata. En "La Feliz", el cierre se desarrolló de manera traumática: los representantes de Musimundo ofrecieron pagar indemnizaciones en 16 cuotas, propuesta que fue cabalmente rechazada por los trabajadores despedidos. Durante la pandemia, producto de la baja de ventas, la rentabilidad de algunos de sus locales también se vio drásticamente disminuida.

Pese al reciente anuncio del cierre en la ciudad de Junín, existen algunas señales positivas para Musimundo en este 2024: anunció la incorporación de la comercialización de Seguros a su cartera de servicios, por un lado, mientras que se observó un despliegue publicitario muy grande al anunciar en marzo "Electrofans", una iniciativa comercial impulsada por siete cadenas de retail de tecnología del país que promocionó artículos con hasta 40% de descuento y ofrecía pagar en hasta 6 cuotas sin interés.

Noticias de tu interés

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.