Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Vuelve ícono del mercado petrolero: reflotan las estaciones de servicio Puma

Un grupo holandés acaba de abrir en Saladillo el primer establecimiento de la firma nacida en Argentina en 1920 y que hoy posee una red de 2300 establecimientos en 43 países. Cuánto es lo que planean invertir.

Vuelve ícono del mercado petrolero: reflotan las estaciones de servicio Puma

Una multinacional de origen holandés acaba de abrir la primera estación de servicio de la marca Puma que nació en la Argentina en 1929 y hasta los años ’90 contó con su propia red de estaciones de servicio cuando era era operada por el Grupo Soldati, que en 1994 la fusionó con Isaura y Astra para formar EG3.

En 2006, la alianza fue comprada por Petrobras. Y luego la marca desapareció del negocio local a pesar de que a nivel internacional está presente en 43 países y cuenta con una red de 2300 estaciones de servicio.

Ahora, el grupo Trafigura selló un acuerdo de licencia para desarrollar nuevamente una red local con la marca Puma, con la cual espera abrir 10 estaciones hasta final de año, al tiempo que se desarrollarán acuerdos de distribución diseñados específicamente para el sector agropecuario.

De hecho, acaba de inaugurar su primer punto de venta en el país en la localidad bonaerense de Saladillo. Se trata de un agro service, y es la primera de otras cuatro que se encuentran en pleno proceso de ejecución. La operación de este establecimiento quedó en manos de la Alianza Lartirigoyen, empresa líder en el sector agropecuario que lo enfocará principalmente al suministro de gasoil.

Para darle soporte al renacimiento de Puma Energy en la Argentina, el holding holandés invertirá u$s 450 millones en la construcción de una nueva terminal de almacenamiento y distribución ubicada en Campana, a orillas del rio Paraná.

De hecho, según informaron desde la compañía a El Cronista, ya se han invertido más de u$s 300 millones en una flota fluvial y la terminal, que tiene 150 hectáreas, 670 metros de costa y una  capacidad de almacenamiento prevista de 251.000 m3 para líquidos y 625.000 toneladas para minerales, hierro y carbón.

Según Nicolás Simian, líder del equipo de Petróleo de Trafigura para la región, “la terminal de Campana es una señal del compromiso a largo plazo con los mercados del sur del continente, incluyendo Argentina, Paraguay y Bolivia." Agregó que el mercado argentino en particular “tiene un fuerte potencial de crecimiento, y que trabajando con Puma Energy podremos convertirnos en un proveedor de combustible de alta calidad y a largo plazo, escogido por los consumidores".

Las inversiones del Grupo Trafigura en Argentina abarcan infraestructura como tanques de almacenamiento, instalaciones de acoplamiento y una red para suministro de combustibles.

En el caso de Puma Energy, el conglomerado europeo reflota una marca que nació en Argentina en los años 20 y que actualmente es una empresa global de energía que presta servicios midstream y downstream integrales en 49 países. Maneja directamente más de 7650 empleados, tiene sede central en Ginebra y posee centros regionales en Singapur, Johannesburgo (Sudáfrica), San Juan (Puerto Rico), Brisbane (Australia) y Tallin (Estonia). Las actividades centrales de Puma Energy en el sector midstream incluyen suministro, almacenamiento y transporte de productos petroleros.

Durante su período de auge en el mercado argentino, la marca Puma se vio beneficiada por la apertura de cada vez más establecimientos de venta minorista y las inversiones en publicidad. Los camiones cisterna con el logo de Puma se volvieron una constante en las calles del país. Luego abrió estaciones de servicio en Ecuador para complementar sus actividades de exploración de petróleo crudo.

En 1994, Puma se fusionó con otras dos empresas locales para formar una nueva red de estaciones de servicio llamada Eg3. A raíz de esto, se construyeron otras veinte estaciones de servicio en Argentina y la imagen corporativa se actualizó.