Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Tres horas sin whatsapp y el mundo redescubrió el sonido del teléfono

En la tarde de ayer, el servicio de mensajería instantánea dejó de operar por más de tres horas, dejando incomunicados a casi mil millones de personas en todo el mundo.

El popular servicio de mensajería instantánea de Whatsapp dejó ayer a millones de usuarios incomunicados en todo el mundo y desató una suerte de pánico colectivo. En Argentina, comenzó a presentar fallas a partir de las 16 y permaneció interrumpido durante algo más de tres horas, sin una respuesta oficial de la propia aplicación o de Facebook, su propietaria desde 2014.

Como suele suceder en eventos de este tipo, los usuarios hicieron inmediatamente público su fastidio en otras redes sociales con la publicación de diversos memes, mientras reemplazaron el uso de Whatsapp con servicios alternativos como Telegram, Hangouts u otros similares ya que fue imposible enviar mensajes, tanto de texto como de voz, mi mandar y recibir fotos y videos por la más utilizada aplicación.

Algunos usuarios, más nostálgicos, posteaban imágenes y frases reivindicando aquellas formas de comunicación más directa, como los encuentros cara a cara y los llamados por teléfono.

Según el sitio DownDetector, los principales afectados por el problema se encontraron en Brasil, España y el centro de Europa. Pero los inconvenientes se multiplicaron por todo el planeta y afectaron también a Estados Unidos, México, Chile, algunas zonas de Rusia y de India, Uruguay y por supuesto Argentina, entre muchos otros lugares.

Cuando comenzó el problema, las quejas no se habían masificado rápidamente porque la aplicación ya venía teniendo dificultades en las últimas semanas. Hace diez días, usuarios alrededor del mundo reportaron inconvenientes en el funcionamiento de Whatsapp, pero como el servicio de mensajería solucionó el problema, no trascendió.

La compañía tiene hoy más de 1200 millones de usuarios en todo el mundo, que intercambian unos 42.000 millones de mensajes diarios. Lo cierto es que tamaño aluvión comunicacional tiene consecuencias tanto en el ánimo como en la productividad de las personas. Algunos especialistas advierten que su uso está generando un nuevo tipo de adicción, en aquellos que están gran parte del día pendientes de "si te clavaron el visto".

Los mensajes y malentendidos por whatsapp son un tema cada vez más frecuente en la consulta, advierten psicólogos y terapeutas, reportando que en las parejas o grupos de amigos, la demanda más habitual es que "me clavó el visto pero no me contestó, pero yo ví que estaba conectado/a", en los grupos de trabajo, la queja suele ser por los mensajes fuera del horario laboral, o cuando se envían contenidos que no tienen que ver con el grupo.

Algunas personas desarrollan tal grado de dependencia, que sienten malestar cuando no les llegan mensajes o cuando sus posteos no son respondidos. El dato no es menor en un país donde el 28,8% de su población sufre algún trastorno ansioso, según cifras del Centro de Investigaciones Médicas en Ansiedad (CIMA). Lo cierto es que ayer, en los hogares, oficinas y redacciones, la falta de mensajes instantáneos despertó el casi olvidado sonido del teléfono y las conversaciones a viva voz, al menos por un rato.