CAUTELAR A FAVOR Y NUEVO PROVEEDOR

Mientras se define el concurso, Oil cierra acuerdo con Statoil

La petrolera de Cristóbal López logró aire en medio de su delicada situación financiera. Sus nuevos dueños sumaron como proveedora a la estatal noruega

Entre tantos reveces judiciales, el ex Grupo Indalo logró que la Justicia hiciera lugar a la cautelar solicitada por Oil Combustibles una de las empresas del grupo para la protección de la continuidad de sus actividades. Así lo confirmaron fuentes de OP Investments, el grupo inversor encabezado por el financista Ignacio Rosner, que se hizo cargo del grupo de empresas que pertenecían a Cristóbal López, aunque esa operación no fue autorizada por la justicia. Este "aire" para la empresa de combustible se da mientras esperan otras definiciones de la Justicia, como si la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Comercial aprueba el recurso de apelación interpuesto por Oil.

Con todo, en medio de su difícil situación judicial y financiera con cuentas inhibidas desde OP Investments aseguraron que Oil Combustibles pudo realizar ayer una compra de 45.000 m3 de petróleo a la empresa noruega Statoil. Esto trajo algo de alivio a su operación. Como se trata de una empresa no integrada, Oil depende de proveedoras del crudo para procesarlo en su refinería en la ciudad santafesina de San Lorenzo y luego distribuirlo en sus puntos de venta. La refinería tiene una capacidad estimada para procesar más de 5000 m3/día. Pero, en los últimos meses, las negociaciones para conseguir financiamiento de sus proveedores habituales (la compañía compraba crudo a empresas como YPF, Chevron y Petrobras) eran cada vez más difíciles.

Aunque no trascendieron detalles del acuerdo firmado con la noruega, como ser los plazos de financiación, OP destacó positivamente que, por ahora, permitirá que la empresa siga en funcionamiento y que pudieron sumar a un nuevo proveedor. Este mes, por ejemplo, aunque habían advertido a sus empleados que el pago de salarios podía postergarse, lograron estar al día con esos pagos.

Por otro lado, el acuerdo con la petrolera rusa Lukoil a la que OP presentó como su socio estratégico para Oil parece cada vez más lejano. Estaba previsto que uno de sus ejcutivos para la región de las Américas viniera a Buenos Aires a principios de la semana pasada a mantener reuniones, pero la visita se suspendió. Desde la compañía, aseguran que el acuerdo no está caído, pero que los rusos están siendo más cautelosos.

Con todo, OP Investments asegura que mantiene su voluntad de llevar adelante un plan estratégico para el crecimiento y expansión del grupo, al que pasaron a denominar Grupo Ceibo, y proteger las fuentes de trabajo de sus más de 4000 empleados. La semana pasada, por ejemplo, presentaron una nueva propuesta de pago y garantía, con un pago que cancela el 35% de la deuda fiscal (aproximadamente $ 2,2 millones) y el remanente a través del plan de pagos en cuotas. Se estima que la deuda de Oil con la AFIP asciende a $ 10.000 millones.

Además de Oil, el paquete de empresas del ex grupo Indalo incluye una larga lista de medios de comunicación, para los que OP solicitó la semana pasada la apertura de su concurso de acreedores. Entre ellas, la productora Ideas del Sur, el canal C5N, las radios 10, Mega, Pop y Vale, entre otras empresas. En este caso, la deuda acumulada asciente a u$s 100 millones, en total, incluyendo los reclamos por pago de salarios atrasados.

Tags relacionados

Más de Negocios

Noticias del día
La limitante a comprar un máximo de u$s 38.000 semanales provocó que cayera de u$s 20 millones a u$s 5 millones la operatoria diaria. Llamados del regulador persuaden a no transaccionar

Nuevo cepo de CNV desplomó volumen negociado de dólar Bolsa

Una de cal y una de arena había provocado en la City la regulación de la CNV que bajaba de dos días a uno el parking para poder comprar dólares en la Bolsa. Esa era la noticia positiva, que estaba arriba de todo, pero abajo de todo en la circular decía que se limitaba a un máximo de 100.000 nominales las operaciones de cable, por lo cual ninguna empresa ni persona podía comprar más de u$s 38.000 por semana a través del contado con liquidación. O sea, para mandar divisas al exterior.
Lo que provocó esta noticia fue una abrupta caída del volumen negociado en el CCL, al descender de u$s 16 millones diarios a u$s 5 millones en el AL30c, que es el ticker del Argentina Ley Local 2030. Pero también provocó una caída en la operatoria del dólar MEP, ya que el AL30D cayó de negociar u$s 30 millones a u$s 20 millones por día.
Pero la caída fuerte estuvo en el AL30C, el Argentina 2030 cable, que cayó de entre u$s 25 y u$s 30 millones diarios, con fuerte presencia oficial suministrando liquidez (el mercado cree que es el BCRA), a u$s 5 millones diarios.
El uso de los AL30, el bono referencia para el cable, colapsó por la normativa, y comenzó a migrar hacia los Globales, GD30, y eso generó el desarbitraje.
Los llamados a los brokers por parte del regulador para persuadirlos a que se limiten a operar dólar MEP y CCL asustaron también a los Alycs que no recibieron los llamados, pero por precaución se abstuvieron de negociar esos títulos. "Por coletazo tuvimos que bajar el ritmo. Nadie quiere tener al regulador en la nuca vigilándote cada segundo, con el riesgo de comerte un sumario y una suspensión por el poder que tiene", se sincera el dueño de una de las grandes sociedades de bolsa, que cambia su anonimato por sus sinceras palabras.
El rulo cablero denominan en el mercado al 2% que se podía llegar a ganar por la diferencia que llegó a haber entre las cotizaciones del dólar MEP (divisas que se compran a través de bonos en el mercado bursátil y quedan en el país) y el contado con liquidación, que siempre es más caro porque son billetes que van a parar directo a cuentas del exterior.
Este desarbitraje se dio porque la regulación sólo afectó a los bonos de ley Argentina, mientras que los globales quedaron libres.
fue utilizado por un bróker en forma masiva a través de un robot, con distintos cuits de clientes (u$s 30 les pagaba a cada uno, y ellos se hacían de u$s 760) hasta agotar el cupo de los u$s 38.000 semanales con cada uno. Dicen que se abusó de la situación entonces el conflicto estalló por los aires.
El regulador no impide que se haga, pero sí pide que no sea de manera masiva, sino sólo con unos pocos clientes, los más importantes, como si fuese una suerte de rulo VIP. Y quienes lo hagan serán monitoreados y auditados con la lupa por parte del regulador.