El dulce de leche San Ignacio vuelve a ser argentino

El dulce de leche San Ignacio vuelve a ser de capitales argentinos. Sus ahora ex dueños franceses, Laiteries Hubert Triballat, decidieron vender la compañía al cuadro gerencial que llevó adelante en los últimos años las riendas del manejo de San Ignacio. De esta forma, Alejandro Bertin, Alejandro Reca y Diego Temperley son los nuevos propietarios de la firma santafesina.

San Ignacio nació en 1939 como empresa familiar productora de dulce de leche en la mayor cuenca láctea nacional. La empresa familiar fundada por Ignacio Rodríguez Soto se asoció en 1997 con Laiteries Hubert Triballat (Rians), y le fue vendiendo por partes todo el capital accionario.

Hoy sus productos están presentes en unos 25 países de América, Europa, Asia y Oceanía y es uno de los principales exportadores de dulce de leche del mundo.

La empresa emplea a 98 personas en forma directa y cuenta con dos plantas, una en la localidad de Sauce Viejo, productora de dulce de leche y queso crema, y otra en Hipata, dedicada a la producción de queso azul. Ambas están ubicadas en la Provincia de Santa Fe.

La empresa procesa 26.000 litros de leche y produce 12.800 toneladas de productos, que se comercializan tanto en el mercado de consumo masivo como industrial. Además, es productor de marcas propias de dulce de leche y quesos frescos para los principales retailers del país.

Tags relacionados
Noticias del día