Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

Con el Mundial, llegan las guerras de la tecnología 4K entre los cableoperadores

Por primera vez se verán en la Argentina transmisiones en vivo con la nueva definición, que comenzó a probarse en el de Sudáfrica en 2010. Los fabricantes de pantallas actualizarán sus lineales. Y distribuidoras, como Cablevisión-Telecom, ya anunciaron cómo se verán los 64 partidos. Algunas marcas ofrecerán combos de televisores con el servicio de las transmisiones.

Con el Mundial, llegan las guerras de la tecnología 4K entre los cableoperadores

Palpitando el Mundial de Rusia, la tecnología ya dio varios pasos al frente. Y el negocio de la televisión espera multiplicarlo exponencialmente. En ese sentido, la aplicación y generalización del estándar de la ultra alta definición, más conocida por sus siglas Ultra HD, o 4K, se puso en marcha para los proveedores de equipos y los servicios.

Todo promete una experiencia ser una experiencia híper vívida de la competición, a través de imágenes cuya resolución multiplican varias veces al estándar al que estamos habituados en 
nuestros hogar, que es el de la HD, la high definition.

La tecnología que experimentaremos a partir del 14 de junio cuando arranque la ceremonia inaugural en Moscú, tuvo su ensayo general en materia de generación, el año pasado, durante la Copa Confederaciones. 

Disputada en cuatro ciudades rusas —San Petersburgo, Moscú, Kazán y Sochi—, fue banco de pruebas de las inversiones tecnológicas de la futura sede del Mundial. Rusia tuvo que diseñar una red única entre ciudades distantes a más de mil kilómetros unas de otras. Para el evento, fueron creados 28 servicios y una infraestructura para mantener la transmisión televisiva en el formato Ultra HD.

Mientras tanto, para este año, los fabricantes de televisores, que ya están comercializando equipos con estos formatos, que arrancan arriba de los $ 23 mil para pantallas de 50 pulgadas, empezaron a afinar las ofertas, y a lanzar nuevos lineales.

Desde el punto de vista de los contenidos, ayer comenzó una verdadera competencia entre los cableoperadores. Cablevisión-Telecom, por ejemplo, anticipó que transmitirá los partidos con esa tecnología. Según dijo la empresa, los únicos requisitos para verlos en este formato será tener un televisor con esa norma y un decodificador diferencial.

A la vez, DirecTV anunció ayer que televisará en vivo los 64 partidos con tecnologías HD y UltraHD/4K. Para poder verlo con el estándar superior, los abonados van a tener que tener un decodificador adecuado, la TV 4K, y además pagar un adicional por esa tecnología.

Sin embargo, aclaró la firma que no será restringido el acceso a los partidos, que podrán verse en su defecto con la norma HD. Ayer mismo, la firma anunció una alianza comercial con Samsung para lanzar una nueva gama de pantallas tope de gama, con tecnología QLED 4K, cuyo valor rondará entre los $ 150.000 y los $ 180.000.

La tecnología 4K, que multiplica hasta cuatro veces la calidad del HD, será disfrutada por primera vez en eventos en vivo en la Argentina. El Ultra HD es una resolución más alta que HD, es decir una mayor cantidad de pixeles por superficie.

Los televisores 4K tienen mayormente una resolución horizontal de 3840 pixeles y una resolución vertical de 2160 pixeles. Esa cantidad es cuatro veces mayor que la que tienen los televisores HD, de una resolución de 1080p. Ultra HD también incluye cinema 4K (4096 x 2160 pixeles) y se piensa en el futuro resoluciones de 8K, de 7680 x 4320.

Para ver contenidos 4K, es necesario contar con una ‘fuente‘, como un decodificador, un reproductor Blue-ray 4K. Todavía no está claro cuánto terminará de costar el salto tecnológico para ver este Mundial (no hay definiciones sobre los adicionales de los cableoperadores, por ejemplo), sí se sabe que la competencia está largada.

En materia de la oferta de los “fierros”, en breve empezarán a copar las vidrieras de los retailers, que apuestan a salvar el año con las ventas y la renovación de TV que sucede con cada Mundial de fútbol.