Salud

Como preparar agua de apio para aprovechar todos sus beneficios: detiene el envejecimiento y deja tu piel hermosa

Se trata de una poderosa infusión antioxidante que puede hacer lucir tu piel joven y radiante. Descubre cómo prepararla.

En esta noticia

 Al pensar en alimentos capaces de contrarrestar los signos del envejecimiento y mejorar el aspecto de la piel, los vegetales son uno de los primeros en el podio de los más efectivos, pues en general destacan por su abundante cantidad de compuestos antioxidantes.

En ese sentido, el apio es una hortaliza de increíble sabor y aporte vitamínico que también puede consumirse a través de infusiones nutritivas, pues son excelentes alternativas para incluir a esta verdura en tu dieta diaria y aprovechar todos sus beneficios.

Oro verde: la verdura repleta de vitaminas A, C y E que es ideal para cuidar el cerebro y fortalecer los huesos

Cambios en el calendario escolar: eliminan puente para estudiantes de preescolar, primaria y secundaria 

Cuáles son los beneficios del agua de apio para tu piel

La Fundación Española de Nutrición (FEN) destaca la presencia en el apio de compuestos como proteínas, potasio y flavonoides. Estos últimos, resaltan por sus propiedades antiinflamatorias y antioxidantes, fundamentales para contrarrestar los signos del paso del tiempo. En el apio, la FEN indica que dentro de este grupo se encuentran presentes

  • Miricetina
  • Quercetina
  • Kaempferol
  • Luteolina
  • Apigenina

En esa misma línea, la American Heart Association señala que "los antioxidantes combaten la inflamación y la vejez. Los flavonoides también tienen propiedades que podrían ayudar a prevenir la formación de coágulos sanguíneos", por lo que el apio es una de las verduras más nobles para brindar un aspecto saludable y joven a la piel.

Cómo preparar agua de apio para aprovechar todos sus beneficios. Fuente: archivo.

Cómo preparar agua de apio para lucir una piel increíble 

Para llevar a cabo esta preparación saludable, necesitarás de los siguientes ingredientes

  • Un puñado de tallos de apio
  • Agua
  • El jugo de un limón

EL primer paso será lavar cuidadosamente todos los tallos,  cortarlos en pequeños trozos y poner a hervir abundante agua en una olla. Una vez haya llegado a su punto máximo de ebullición añade los tallos y déjalos reposar a fuego lento durante 5 minutos para luego, apagar el fuego, dejar el apio en el agua unos pocos minutos, colar y servir el agua fría. Aquí es donde agregarás el jugo de limón para darle un plus de sabor.

Temas relacionados
Más noticias de Salud