Intervinieron las embajadas

México y Portugal pelean por un tesoro perdido de más de 2600 años | ¿Por qué lo quieren tanto?

El Instituto Nacional de Arqueología e Historia de México, INAH, dio a conocer los detalles de esta disputa internacional en medio de una subasta.

En esta noticia

Una disputa inesperada entre México y Portugal se dio a conocer a nivel internacional en el mundo de la arqueología y la historia. Hace poco, el país europeo pretendía vender en una subasta una reliquia mexicana corresponde al estilo Tala-Tonalá de la tradición cultural Tumbas de Tiro, procedente del actual estado de Jalisco.

Una vez conocidas las intenciones de Portugal, el Gobierno de México, por medio del Instituto Nacional de Arqueología e Historia de México, INAH, tomó cartas en el asunto e hizo que el equipo de Relaciones Exteriores entablará diálogo con el canciller en Portugal.

Embajada de México en Portugal. Fuente: INAH.

Impresionante hallazgo: descubren una nueva especie que sólo aparecía en la mitología nórdica

Este es el manantial más antiguo del mundo: tiene el agua más vieja de la Tierra y deslumbra a los científicos

Cuál es la pieza que iba a subastar y su importancia para México

Para la cultura mexicana, esta reliquia, hecha de barro y con un tamaño de unos 43 centímetros, tiene un valor histórico, ya que se remonta a la cultura de las culturas y pueblo que vivieron entre el años 600 y 300 a.C, donde hoy está localizado Jalisco, México.

De acuerdo al INAH, se trata de una pieza hecha de barro que moldea la figura de una mujer sentada sobre sus rodillas, viste una falda y su torso está libre de vestidos.

"En la cabeza se observa un tocado cónico y en los hombros presenta escarificaciones. Corresponde al estilo Tala-Tonalá de la tradición cultural Tumbas de Tiro", explica el INAH en su boletín número 96 tras haber recuperado la pieza.

Tesoro recuperado. Fuente: INAH.

El Gobierno mexicano y el INAH denominaron esta pieza arqueológica como un "bien inmueble" y de acuerdo a lo que dictamina la Ley Federal sobre Monumentos y Zonas Arqueológicos, Artísticos e Históricos, esta pieza de barro, con fecha de creación entre el año 600 y 300 a. C., es una "monumento arqueológico propiedad de la nación mexicana, inalienable e imprescriptible".

Intervención de la embajada de México y la cancillería de Portugal

El INAH activó el camino de la judicial para prohibir que esta reliquia se vendiera en la subasta y pudiera repatriarse a México.

«La secretaria de Cultura federal, Alejandra Frausto Guerrero, envió un exhorto a la casa subastadora haciendo un llamado a detener la venta de dicha pieza, considerando que "representa un legado invaluable de nuestras culturas ancestrales, que forman parte del patrimonio histórico mexicano"».

Gracias al trabajo en conjunto y en sinergia del embajador de México en Portugal, Bruno Figueroa Fischer, y embajador de Portugal en México, Manuel Carvalho, a favor de que la pieza de barro volviera a México, este invaluable tesoro puedo ser recuperado y se evitó la venta con la subastadora.

Temas relacionados
Más noticias de México