Estados Unidos: los sueldos se disparan por falta de trabajadores y preocupa la inflación

Los costos laborales subieron 1,3% en el tercer trimestre, impulsados por los salarios. Muchas empresas están aumentando sus pagos en la competencia por la mano de obra.

El mercado laboral de Estados Unidos atraviesa hace meses un problema de oferta, que se agrava cada vez más y amenaza con frenar la recuperación de la mayor economía del mundo.

En agosto, las últimas cifras oficiales, las renuncias (4,3 millones) alcanzaron un aumento récord de 2,9%, especialmente en los sectores de hospitalidad y gastronomía, comercio mayorista y educación pública. Del otro lado, los despidos se mantuvieron prácticamente igual en 1,3 millón.

¿Dónde se fueron los trabajadores? Por ahora la información es más bien anecdótica y las hipótesis son múltiples: la asistencia fiscal por pandemia -la mayoría terminados recientemente- podría haber dejado a las personas con un colchón de ahorros suficiente para desalentar la vuelta al trabajo; el aumento del tiempo que supone el cuidado de los niños; empleados cerca de la jubilación que, tras la pandemia, decidieron adelantar su retiro; personas que no están de acuerdo con los requisitos de vacunación en los espacios de trabajo; o personas que quieren reconvertirse y están más flexibles a cambiar de trabajo.

La economía de Estados Unidos, frenada en el tercer trimestre por el coronavirus

En todo caso, en septiembre sólo se agregaron 194.000 nuevos puestos de trabajo a la economía, una cifra bastante por debajo de las expectativas y en línea con el bajo desempeño de agosto. Es una paradoja: mientras las empresas se quejan de la falta de mano de obra (en agosto se abrieron 10,4 millones de vacantes), todavía hay millones de empleos faltantes en comparación con los niveles pre-pandemia.

Esto, a su vez, está aumentando los costos laborales ya que las empresas están subiendo los salarios en la pelea por los trabajadores. El índice de costos de empleo (ICE, por sus siglas en inglés) subió un 1,3% el último trimestre (3,7% interanual) y se trata de la mayor alza desde 2001, impulsada por los sueldos que crecieron 1,6%.

El aumento se vio reflejado en todas las industrias.

Estados Unidos: demócratas proponen un impuesto a 700 mega millonarios para financiar el plan social de Biden

Amazon -que aumentó un 75% su personal a nivel mundial durante la pandemia- ya adelantó que sus ganancias del cuarto trimestre podrían verse impactadas por el aumento del costo de la mano de obra. El gigante del e-commerce dijo que tendrá que gastar miles de millones de dólares para contratar nuevos trabajadores a un sueldo más alto.

"La presión al alza sobre los salarios que llegan a industrias con compensaciones relativamente más altas sugeriría una mayor probabilidad de que el aumento de los costos laborales, junto con el alza de los precios de varios otros insumos, se transmita a través de los precios al consumidor", le explicó Veronica Clark, economista de Citigroup, a Reuters.

Y es que, además de los problemas con la cadena de suministros, el aumento de los sueldos también está contribuyendo a generar más presión inflacionaria y pone en duda si será tan transitoria como la Reserva Federal y el Departamento del Tesoro creen. 

Tags relacionados

Compartí tus comentarios