La muerte de una periodista conmueve a Chile y crece la presión para reformar Carabineros: quiénes son y por qué generan tanta polémica

Pese a que el asesino tiene antecedentes en delitos comunes, ha sido identificado y esta preso, el activismo social que protagoniza las principales manifestaciones callejeras en el país trasandino le apuntó a la fuerza por armar una zona liberada para que el asesino pudiera actuar.

La periodista Francisca Sandoval, baleada durante una marcha el pasado 1 de mayo con motivo de Día del Trabajador en Chile, murió hoy, según confirmó el Hospital de Urgencia Asistencia Pública de Santiago.

La reportera de 29 años estuvo internada durante más de 10 días tras recibir un impacto de bala en su rostro cuando cubría la marcha de la Central Clasista de Trabajadores (CTT) para el medio comunitario Señal 3 de La Victoria, en el Barrio Meiggs, en el centro de Santiago.

"Francisca no se nos fue. La asesinaron. A través de estas palabras confirmamos el fallecimiento de nuestra querida Fran. Te extrañaremos y haremos todo lo posible para encontrar la verdad", indicó el canal comunitario en su cuenta de Twitter.

Por su parte, la ministra del Interior y Seguridad, Izkia Siches, lamentó también la muerte de la periodista.

De acuerdo a lo informado la semana pasada por la ministra, el autor del disparo, y ahora responsable de la muerte de Sandoval, seria Marcelo Enrique Naranjo, de 41 años.

Naranjo, quien fue identificado a través de registros audiovisuales que se difundieron en redes sociales, se encuentra actualmente en prisión preventiva, tras ser imputado inicialmente por los delitos de homicidio frustrado, disparo injustificado y porte ilegal de armas.

Sin embargo, el activismo social que protagoniza las principales manifestaciones callejeras en el país trasandino, le apuntó a Carabineros, por armar una zona liberada para que el asesino pudiera actuar.

El diputado Matías Ramírez (PC) pidió a la ministra Siches que entregue un escrito urgente sobre Carabineros, "con el objeto de que se informe e individualice al personal policial que desempeñó funciones aquel día".

El asesor jurídico de la familia, Víctor Pino, responsabiliza a Carabineros por actuar a lo menos "negligentemente", frente a los hechos del domingo. Al mirar los videos de lo ocurrido, acusa que la policía "jamás lanzó ni una bomba lacrimógena ni agua hacia el interior de la calle San Alfonso, pero sí mantuvo a distancia a los participantes de la marcha de la Central Clasista. Esa disuasión, permitía que estas bandas instaladas en el sector comercial pudieran salir tanto a golpear a los manifestantes como a disparar".

Los comentarios suponen una nueva presión sobre el gobierno de Gabriel Boric, ubicado en la izquierda del espectro político chileno y latinoamericano, y con un discurso derecho humanista muy marcado.

En marzo, a raíz de otra serie de episodios represivos, la vocera presidencial, Camila Vallejo, ratificó que los cambios en la fuerza siguen en agenda: "Es un cambio de fondo, porque queremos mejores policías para nuestro país, más eficientes y con apego irrestricto a los derechos humanos", expresó.

Entre las medidas a instrumentar a corto plazo figura la prohibición del uso de balines

Desde hace casi medio siglo los Carabineros están acusados de violar los derechos humanos.

En septiembre del año pasado la Comisión de Derechos Humanos de la Convención Constituyente discutió "el reemplazo de la institución de Carabineros" por una nueva entidad pública.

Ese mismo mes el gobierno de Sebastián Piñera puso en marcha un nuevo protocolo para la fuerza, con el fin de "resguardar a quienes se manifiestan pacíficamente" al distinguir entre "delitos y legítimo derecho a reunión".

Entre febrero y abril del año pasado hubo casi unanimidad en todos los partidos respecto de la necesidad de refundar la fuerza, después de que un agente matara a un malabarista en un caso de "gatillo fácil".

Quiénes son los carabineros

Carabineros de Chile fue creada el 27 de abril de 1927 y su nombre deriva de los cuerpos de caballería que portaban un arma denominada carabina. Su lema es «Orden y Patria» y su símbolo son dos carabinas cruzadas.

Las denuncias sobre Carabineros como fuerza represiva y poco apegada a los parámetros de los derechos humanos datan de la larga data, casi desde su fundación, pero tuvieron un antes y un después con la instauración de la dictadura de Augusto Pinochet, tras el derrocamiento y muerte de Salvador Allende, en 1973. En horas de la mañana del 11 de septiembre, la institución pasa a formar parte de las fuerzas alzadas contra el gobierno de la Unidad Popular, mientras que al año siguiente pasa a depender del Ministerio de Defensa Nacional.

Cada vez que en Chile se producen manifestaciones y hay represión, los carabineros vuelven a estar en el tapete. Una versión concentrada de este fenómeno volvió a observarse cuando se iniciaron las protestas que tuvieron en vilo al gobierno del ex presidente Sebastián Piñera.

En ese contexto, la Oficina de la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos humanos concluyó que "existen razones fundadas para creer" que desde el 18 de octubre se han cometido un elevado número de violaciones de derechos humanos de manos de Carabineros y militares en Chile entre las que se encuentran el uso excesivo e innecesario de la fuerza que ocasionó muertes ilícitas y heridas, tortura y malos tratos, violencia sexual, y detenciones arbitrarias.

Tags relacionados
Noticias del día

Compartí tus comentarios

Formá parte de El Cronista Member y sumate al debate en nuestros comentarios