Franja de Gaza

Cúpula de Hierro: cómo es el escudo antimisiles que usa Israel para frenar los ataques de Hamas

Con sucesivas mejoras, el sistema cumplió una década. Ya interceptó más de 2500 ataques desde Palestina. Su tasa de éxito supera el 90%. Ahora se fabrica también en los Estados Unidos

Se llama Iron Dome. Fue desarrollado hace 10 años por una empresa estatal de última tecnología instalada en Haifa, con fondos de Israel y más de u$s 1.000 millones proporcionados por la administración de Barack Obama cuando era presidente de los Estados Unidos. ¿Su efectividad? Superior al 90%. 

Conocida como Cúpula de Hierro, es el escudo antimisiles más sofisticado del mundo y es uno de los recursos bélicos más exitosos de Israel en su plan de defensa contra los cohetes que los grupos terroristas islámicos lanzan desde la conflictiva zona de Palestina  en la Franja de Gaza.

Hamas y Yihad Islámica dispararon, desde el lunes, más de 300 proyectiles hacia Israel, de los cuales varios fueron directamente contra Jerusalén, lo que hizo sonar las alarmas antibombardeo en la ciudad por primera vez desde 2014.

La Cúpula de Hierro es un equipamiento bélico de última generación, desarrollado por la empresa estatal Rafael Advanced Defense Systems. cuya misión es detectar e interceptar ataques lanzados desde una distancia de hasta 70 kilómetros contra ciudades y otro tipo de asentamientos civiles.

Qué pasa entre Israel y Hamas: los tres motivos detrás de la escalada bélica en Medio Oriente

"Contrarresta eficazmente cohetes, morteros, ojivas y proyectiles de artillería de corto alcance, así como aviones, helicópteros, vehículos aéreos no tripulados, munición guiada de precisión y hasta misiles lanzados desde barcos", señala la web del fabricante. 

Cómo funciona la Cúpula de Hierro


  1. Un radar potente y sofisticado detecta los cohetes, calcula su trayectoria y envía misiles para interceptarlos.
  2. El sistema está optimizado para dar de baja los cohetes relativamente pequeños que Hamas suele utilizar, que tienen una débil señal en los radares y son difíciles de rastrear de otro modo. 
  3. Envía advertencias para que los civiles tengan tiempo de ponerse a cubierto (cerca de Gaza, son de 10 a 15 segundos; en Tel Aviv, alrededor de un minuto). 
  4. Manda información sobre la ubicación desde la que se lanzaron los misiles, para que el ejército de Israel pueda tomar acciones.
  5. NO derriba TODOS los cohetes. El sistema es capaz de identificar y analizar el objetivo del ataque: si su análisis muestra que caerá en un área despoblada o no estratégica, lo deja seguir su curso.
  6. Ya tiene una versión móvil, el I-Dome, y otra naval, el C-Dome.

En 2021 el Iron Dome cumplió 10 años en funcionamiento. Debutó el 7 de abril de 2011 al dar de baja un misil lanzado desde la Franja de Gaza hacia Ashkelon, con una población de 130.000 habitantes.

En su primera década, acumula más de 2.500 intervenciones, con una tasa de éxito superior al 90%. Su mayor hito, hasta ahora, se dio en 2012, cuando interceptó más de 500 cohetes y morteros disparados desde Gaza hacia diferentes zonas de Israel.

Argentina expresó su "honda preocupación" por el "uso desproporcionado de la fuerza" de Israel contra Palestina

En 2019, el Departamento de Defensa de los Estados Unidos compró dos baterías de Iron Dome al gobierno de Israel. Y en mayo de 2020, ambos países firmaron un acuerdo para crear una empresa con el objetivo de producir este sistema antimisiles en ese país del norte de América.


Tags relacionados

Compartí tus comentarios