Estados Unidos

Con los ojos en China, Joe Biden anunció su plan de u$s 2,25 billones para modernizar la economía

El mandatario presentó su programa para modernizar la economía estadounidense al tiempo que promete crear millones de puestos de trabajo. Por su tamaño, se espera una fuerte resistencia en el congreso

Finalmente, el presidente de los Estados Unidos, Joe Biden, presentó -precisamente en Pittsburgh (Pensilvania), una ciudad que considera modelo de reconversión industrial- su visión de largo plazo para la economía norteamericana y reveló un ambicioso plan de u$s 2,25 billones de inversión en infraestructura, transporte y energías limpias, entre otros puntos.

Se trata de un plan de ocho años con el que mandatario pretende modernizar la infraestructura estadounidense -que, según el presidente, se está "derrumbando"- y hacerla más sustentable. De hecho, una de las metas de Biden es que la economía funcione 100% con energías limpias y cero emisiones de carbono para 2050.

La meta del plan es crear millones de puestos de trabajo bien remunerados, especialmente para la clase media y los sectores menos calificados, a los que Biden llama "la columna vertebral" de EE.UU.

En EE.UU. el coronavirus fue la tercera causa de muertes después del infarto y el cáncer

El presidente afirmó que la pandemia había vuelto más obvias las distorsiones de la economía y resaltó que mientras "millones perdieron sus empleos" (se estima que desaparecieron unos 10 millones de puestos de trabajo) los ingresos del 1% más rico crecieron en u$s 4 billones.

El American Jobs Plan se divide en cuatro partes y propone, entre otras cosas, destinar u$s 621.000 millones para el transporte (incluyendo u$s 174.000 millones para incentivar la compra de autos eléctricos); u$s 650.000 millones a medidas para mejorar la calidad de vida de los hogares (u$s 111.000 millones para garantizar agua limpia y u$s 100.000 millones para conectividad, entre otros); u$s 580.000 millones para la inversión en industria, investigación y desarrollo; y u$s 400.000 millones para mejorar la atención de adultos mayores y personas discapacitadas.

Otro eje clave es reforzar la competitividad de EE.UU. frente a China. Se destinarán u$s 50.000 millones a la fabricación nacional de semiconductores (el sector enfrenta problemas de abastecimiento actualmente) y u$s 40.000 millones más para mejorar la capacidad de investigación en laboratorios de todo el país.

Biden dio su primera conferencia de prensa y anunció que ya piensa en la reelección

En ese sentido, Biden dijo que creía que en el futuro, el país miraría esta coyuntura como el momento en que se debía "hacer una elección fundamental entre las democracias y las autocracias", una disyuntiva que ya ha planteado en sus discursos anteriores. "Hay muchos autócratas en este mundo que piensan que la razón por la que van a ganar, es porque las democracias ya no pueden alcanzar consensos, las autocracias sí. De eso se trata la competencia entre América y China y el resto del mundo", agregó.

Sin embargo, Biden sólo presentó la primera parte de su plan económico. Se espera que a mediados de abril, el presidente revele la segunda parte de su programa, orientada a ayudar a las familias con problemas como los costos de salud, el cuidado infantil y la educación, según adelantaron las autoridades.

Pero el programa más ambicioso de la era Biden hasta ahora, viene con un costo: un fuerte aumento de impuestos, especialmente para las empresas. Según la Casa Blanca, la suba servirá para financiar los próximos 15 años del programa.

El plan de China para adelantarse en la guerra tecnológica con EE.UU.

"No tengo nada en contra de los millonarios y multimillonarios, creo en América y en el capitalismo americano. (...) Pero este es el asunto: actualmente una pareja de clase media paga 22 centavos en impuesto federal sobre la renta por cada dólar adicional que ganan. Pero una corporación multinacional, que construye una fábrica en el extranjero, no paga nada en absoluto. Vamos a subir el impuesto corporativo", dijo Biden. Aunque aseguró que el aumento no afectará a nadie que gane hasta u$s 400.000 al año.

El presidente planea dar marcha atrás con varios de los beneficios fiscales que Donald Trump le había concedido a las compañías durante su mandato e incluso aumentar la tasa de algunos tributos como el impuesto sobre la renta, que pasaría del 21% (que Trump había bajado desde un 35%) al 28%.

El gobierno también propone eliminar todos los subsidios al combustible fósil y desincentivar la tercerización de empleo y relocalización offshore. La idea sería elevar la tasa que las empresas pagan por sus ingresos internacionales del 13% al 21%. Para evitar la competencia desleal, Biden invitó a otros países a que establezcan sus propios 'impuestos mínimos globales', con la promesa de que EE.UU. fijará la tasa más alta.

Récord de vacunación en EE.UU.: aplicó 3 millones de dosis en 24 horas

Debido a la ambición y su escala -mayor incluso que la del paquete de estímulo de u$s 1,9 billón para contener la pandemia que promulgó en marzo pasado-, es inevitable que el proyecto enfrente una fuerte resistencia en el congreso estadounidense. La Casa Blanca estima que será una batalla de varios meses y sabe que deberá hacer concesiones para que el proyecto sea aprobado.

Los republicanos -los únicos que apoyaron la Ley de Empleos y Reducción de Impuestos de Trump, en 2017- creen que un aumento fiscal será negativo para el crecimiento de la economía e incrementará el costo de invertir en el país.

Biden le habló a la oposición y pidió un apoyo bipartidario. El presidente dijo que estaba dispuesto a una "negociación de buena fe" y que estaba abierto a nuevas ideas.

Pero el proyecto también podría provocar grietas entre los sectores moderados y progresistas de los demócratas. La representante Pramilia Jayapal, presidenta del Caucus Progresista del Congreso (CPC) pidió un plan "aún más ambicioso y amplio" y dijo que "aunque la propuesta de Biden es un bienvenido primer paso, hay que mejorar marco inicial para hacer frente a los desafíos que tenemos".

Tags relacionados

Compartí tus comentarios