Coronavirus

La vacuna de Pfizer es efectiva contra la cepa del Reino Unido y la sudafricana

Las dos compañías señalaron que los datos obtenidos "indican que no hay necesidad de una nueva vacuna para las variantes emergentes". A pesar de ello, continúan monitoreando las cepas del SARS-CoV-2 y la efectividad de la vacuna.

Las compañías Pfizer y BioNTech anunciaron que su vacuna anti Covid-19 es eficaz contras las nuevas cepas de Reino Unido y Sudáfrica. Así lo han demostrado los resultados de dos estudio in vitro que han realizado Pfizer y la Universidad de Texas.

Las dos compañías señalaron, a través de un comunicado según el medio económico europeo Invertia de El Español, que los datos obtenidos "indican que no hay necesidad de una nueva vacuna para las variantes emergentes". A pesar de ello, Pfizer y BioNTech continúan monitoreando las cepas del SARS-CoV-2 y la efectividad de la vacuna.

Hace una semana, las farmacéuticas anunciaron que su vacuna había demostrado ser eficaz contra la variante de Reino Unido. Ahora se suma también la de Sudáfrica, aunque con diferencias, ya que ha demostrado una neutralización del virus ligeramente inferior.

Sin embargo, las compañías ven "poco probable que las pequeñas diferencias en la neutralización del virus observadas en la cepa sudafricana supongan una reducción significativa en la eficacia de la vacuna".

Cabe recordar que el antígeno desarrollado por Pfizer y BioNTech logró una eficacia del 95% en el ensayo clínico de fase III. Esta vacuna fue la primera en aprobarse en la Unión Europea y con la que se comenzó la campaña de inmunización.

En una entrevista concedida a dicho medio, la presidenta global de Vacunas de Pfizer, Nanette Cocero, ya adelantaba que "la tecnología utilizada en nuestra vacuna contra la Covid-19 puede ofrecer protección contra cepas adicionales".

De hecho, una de las razones por las que Pfizer y BioNTech eligieron utilizar una plataforma de ARNm es por "el potencial de flexibilidad de la tecnología en comparación con las tecnologías de vacunas tradicionales", explicó Cocero.

Esta flexibilidad "incluye potencialmente la capacidad de alterar la secuencia de ARN en la vacuna para ofrecer protección contra cepas adicionales del virus, si es necesario realizar ajustes".

Tags relacionados

Compartí tus comentarios