La mayoría de los alemanes estarán "vacunados, curados o muertos" para el fin del invierno boreal

Angela Merkel dijo que Alemania está en una situación dramática y pidió más restricciones para frenar la cuarta ola del Covid.

"Probablemente, al final de este invierno [boreal], prácticamente todos en Alemania, como se ha dicho ya de manera cínica, estarán vacunados, curados o muertos", dijo el ministro de Salud alemán, Jens Spahn.

Aunque el número de muertes por Covid-19 es menor en comparación al invierno pasado (un quinto aproximadamente), la cuarta ola de coronavirus en Alemania, impulsada por la variante Delta, está llevando los contagios diarios a casi 50.000 en promedio, cifra récord desde el comienzo de la pandemia.

Las internaciones también están en aumento, aunque están lejos de los números del invierno pasado: actualmente se reportan 5,34 internaciones cada 100.000 habitantes, mientras que en el momento más álgido de la pandemia llegó a 15,5. Los estados federados acordaron tomar las internaciones como punto de referencia (una incidencia de 3) para ordenar mayores restricciones.

La quinta ola de coronavirus comenzó "como un rayo" en Francia, declaró el gobierno

Alemania está aplicando una estrategia de lucha contra el Covid-19 llamada 3G -geimpft (vacunado), genesen (curado) o getestet (testeado, con resultado negativo)- que se aplica para el acceso a determinados eventos o locales cerrados y que se pretende introducir próximamente para el transporte público. Pero en los últimos se comenzó a hablar de 3G como "geimpft, genesen o gestorben" (vacunado, sanado o muerto), en un juego de palabras que retomó el ministro.

Spahn instó a los alemanes a vacunarse -Alemania es uno de los países desarrollados más rezagados en términos de inmunización, apenas el 68% de la población recibió el esquema completo-, aunque relativizó la obligatoriedad de la vacuna, tema que se está debatiendo actualmente en el país.

Los casos de coronavirus en Europa crecen a ritmo récord, ¿llamado de alerta para América?

De lo que se trata ahora, insistió, es de romper la cuarta ola y "ninguna vacuna obligatoria rompe esta ola", dijo citado por DW. Ahora sólo puede ayudar una reducción de contactos, la acción decidida del gobierno y naturalmente las dosis de refuerzo de la vacuna. En este sentido, Spahn no ha descartado la necesidad de un nuevo confinamiento, como el que empezó hoy en Austria.

Por su parte, la canciller en funciones Angela Merkel le dijo a sus correligionarios de la CDU que el último brote de Covid es peor que todo lo que ha experimentado Alemania hasta ahora y pidió restricciones más estrictas para ayudar a controlar el virus.

"Nos encontramos en una situación muy dramática. Lo que está en vigor no es suficiente", reconstruyó Reuters de la reunión. Merkel también advirtió que algunos hospitales pronto se verán desbordados a menos que se frene la cuarta ola de la pandemia.

Tags relacionados
Noticias del día

Comentarios

  • G

    GDLL

    22/11/21

    Y, si, los muertos estarán vacunados, como ya se viene viendo hace meses.

    1
    0
    Responder