Coronavirus

Alemania, Italia, Francia y España suspenden aplicación de la vacuna de AstraZeneca

Los países decidieron dejar de aplicar temporalmente la vacuna como precaución, hasta que la Agencia Europea de Medicamentos se expida sobre los casos de coágulos sanguíneos en personas que recibieron la inyección.

Alemania, Francia, Italia y España son los últimos de una creciente lista de países que suspendieron temporalmente la aplicación de la vacuna de la Universidad de Oxford-AstraZeneca como precaución, luego de que se detectaran varios casos de complicaciones por coágulos de sangre en personas vacunadas.

Alemania desde ayer dejó de administrar dosis de AstraZeneca -que la Argentina acordó producir para América latina  en colaboración con México-, en base a las recomendaciones del Instituto Paul Ehrlich, la autoridad encargada en vacunas.

Las autoridades sanitarias calificaron la medida como "de precaución" y el ministro de Salud, Jens Spahn, dijo que aunque el riesgo de coágulos es bajo no puede ser descartado. "Es una decisión profesional, no política", aclaró.

La semana pasada, Lothar Wieler, director del Instituto Robert Koch de Enfermedades Infecciosas de Alemania, dijo que no había pruebas de que los pacientes que recibieron la vacuna tuvieran más probabilidades de sufrir afecciones sanguíneas que los pacientes de un grupo de edad similar.

Países europeos suspenden el uso de la vacuna de AstraZeneca

En Francia, el presidente Emmanuel Macron también anunció la suspensión temporal de la vacuna por "precaución", a la espera del pronunciamiento que adopte este martes la Agencia Europea de Medicamentos (EMA). Según Macron, la idea sería "retomarlo rápidamente" si lo avala la agencia.

Las autoridades españolas se sumaron a la decisión de sus vecinos europeos y anunciaron la suspensión de la vacunación con AstraZeneca por dos semanas. La ministra de Sanidad, Carolina Darias, aseguró que se trata de una medida cautelar hasta que el comité de farmacovigilancia de la EMA aclare si los inusuales síntomas están relacionados a la vacuna.

Dinamarca dijo que advirtió "síntomas inusuales" en una mujer que murió tras recibir la inyección. Los síntomas incluyen coágulos sanguíneos, bajo número de plaquetas y hemorragias.

Italia, que ya había suspendido un lote de la vacuna la semana pasada, también anunció el cese temporal de la inoculación con AstraZeneca, a la espera de un pronunciamiento de la EMA. Hoy, una fiscalía de Piamonte incautó una partida de 393.600 dosis, luego de que un hombre muriera horas más tarde de recibir la inyección.

La semana pasada, Dinamarca fue el primer país en suspender temporalmente la aplicación de la vacuna luego de que una mujer de 60 años muriera por una complicación por un coágulo sanguíneo. Unos días antes, Austria había sacado de circulación un lote de vacunas de AstraZeneca -el mismo que estaba siendo usado en Dinamarca y en otros 15 países europeos-, luego de que una enfermera de 49 años muriera por "graves trastornos de circulación".

Para la OMS "no hay razón" para no utilizar la vacuna de AstraZeneca

La Agencia Danesa de Medicamentos dijo que la mujer tuvo síntomas "altamente inusuales" -bajo número de plaquetas, coágulos en vasos pequeños y grandes, y hemorragia- antes de morir. Según el ente regulador danés, se han registrado casos similares en Noruega (donde tres personas fueron hospitalizadas) y en la base de datos sobre efectos secundarios de la EMA.

El jueves pasado, la agencia danesa y la EMA lanzaron una investigación de la vacuna. Si bien el ente europeo dice que por ahora no hay indicios de que la vacuna podría haber causado esos síntomas, la agencia reportó un total de 30 personas con coágulos (en 5.000.000 vacunadas con las dosis de AstraZeneca) en la eurozona.

AstraZeneca tiene contratos por 3009 millones de dosis alrededor del mundo. La OMS instó a seguir inmunizando y dijo que todavía no hay una relación causal entre los síntomas y la vacuna

Tras el anuncio de Dinamarca, siguieron Noruega, Islandia, Bulgaria, Países Bajos e Irlanda. La ola de suspensiones complica aún más la ya problemática campaña de vacunación en Europa: no sólo empezó más tarde que Estados Unidos o el Reino Unido, también tuvieron que lidiar con retrasos en las entregas de dosis, particularmente por parte de AstraZeneca, pero también de otros laboratorios como Pfizer-BioNTech, lo que llevó a la Unión Europea (UE) a establecer controles a las exportaciones de vacunas.

"Al día de hoy, no hay pruebas de que los incidentes estén causados por la vacuna y es importante que las campañas de vacunación continúen para poder salvar vidas y frenar la grave enfermedad que provoca el virus", afirmó el vocero de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Christian Lindmeier.

Cuatro países europeos suspenden la vacuna de AstraZeneca por efectos adversos

El organismo dijo que su panel asesor estaba revisando los informes relacionados con la inyección y que publicará sus hallazgos lo antes posible. No obstante, destacó que es poco probable que cambie las recomendaciones de febrero.

Por su parte, el director de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, destacó que "los sistema de vigilancia están funcionando" para proteger la salud pública. "Esto no significa necesariamente que estos eventos estén relacionados con la vacunación contra el Covid-19, pero es una práctica rutinaria investigarlos, y demuestra que el sistema de vigilancia funciona y que hay controles efectivos en marcha", tranquilizó.

Según datos de Bloomberg, AstraZeneca es el laboratorio que más contratos consiguió -se estima que ha acordado el envío de más de 3009 millones de dosis a la India, América latina, UE, EE.UU., Reino Unido, el programa Covax de la OMS, entre otros- debido a su bajo costo y menores requisitos para su almacenamiento y distribución.

La semana pasada, AstraZeneca informó que había hecho una revisión sobre 17 millones de personas vacunadas en la UE y el Reino Unido, y que no había mostrado pruebas de un mayor riesgo de coágulos.

El gobierno británico -que financió en parte el desarrollo de la vacuna- reiteró que la vacuna es "segura y eficaz". "No hay pruebas de ninguna relación causal entre los coágulos de sangre y la vacuna A.Z. -dijo Jamie Davies, vocero del primer ministro, Boris Johnson-. Los coágulos de sangre se producen de forma natural y no hay pruebas de que sea más probable que se produzcan después de la vacunación".

Tags relacionados
Noticias del día

Compartí tus comentarios