Brasil

"Baño de sangre": cómo fue el mayor operativo anti-narco de la década en Río de Janeiro

Dejó al menos 25 muertos. Hubo granadas y helicópteros. El sangriento tiroteo alcanzó a pasajeros de la estación de subte cercana. La ONU exige una investigación independiente.

Un operativo antinarcotraficantes en una favela de Río de Janeiro se transformó ayer en un auténtico baño de sangre, con al menos 25 muertos confirmados. 

Brasil halló una nueva mutación de la poderosa cepa Manaos

La ONU considera que podría ser "la incursión policial más brutal y letal de la década" en esa ciudad de Brasil.

"La mayor masacre de la historia" de la policía carioca, según las estadísticas de la Universidad Federal Fluminense, tuvo lugar en la favela Jacarezinho, en la zona norte de la Cidade Maravilhosa, cuando las fuerzas de la ley se cruzaron a tiros, durante horas, con los miembros de una banda narco. 

El enfrentamiento, que incluyó el uso de granadas, fue tan dantesco que hasta causó heridos entre los pasajeros del subte, concretamente en la estación Triagem que está en el barrio. 

Todo comenzó a las 6 de la madrugada del jueves en la favela, que está controlada por el Comando Vermelho, la banda narco más antigua de Brasil. Las imágenes de la televisión mostraron, en vivo, cómo los delincuentes, con armas de munición gruesa, se parapetaban en techos y terrazas, provocando terror entre los vecinos, que se despertaron en medio del fuego cruzado.

El despliegue, con helicópteros y drones incluidos, se prolongó durante horas y dejó como saldo 24 sospechosos muertos y un policía baleado en la cabeza.

 Si bien, con motivo de la pandemia de coronavirus, la policía tiene prohibido realizar acciones relámpago en las favelas de Río desde 2020, un fiscal autorizó el operativo en el marco de la investigación de una red de reclutamiento de niños y adolescentes para realizar robos en el transporte público, secuestros y también asesinatos por encargo.

La Policía Civil de Río de Janeiro afirmó que el operativo estuvo "muy planificado" y cumplió con todos los protocolos, pero que "no hubo más remedio que repeler la agresión de los criminales, bandidos, traficantes y homicidas".

 La policía mató a una persona cada 10 horas desde 1998 en el estado brasileño de Río de Janeiro, según cifras oficiales. 

Este viernes, la Fiscalía de Río de Janeiro confirmó que investigará las masivas denuncias de abuso policial tras el operativo policial que fue definido como "una matanza" por los medios y organizaciones sociales.

El vocero del Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos, Rupert Colville, subrayó que el operativo "ahonda una tendencia en el uso innecesario y desproporcionado de la fuerza por parte de la policía en barrios pobres, marginados y predominantemente afrobrasileños".

Entre enero de 1998 y marzo de 2021 fallecieron 20.957 personas por enfrentamientos con la policía en el estado de Río de Janeiro, una cifra que equivale a una muerte cada 10 horas en los últimos 23 años, según datos del Instituto de Seguridad Pública (ISP) de Brasil.

Río es la ciudad con más muertes en operativos policiales de todo el estado, según el informe publicado por el diario O Globo. En promedio, la policía de Río mata a 873 personas en enfrentamientos armados cada año.


Tags relacionados

Compartí tus comentarios