Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

Una constructora brasileña dice que financió la campaña de Dilma con dinero de sobornos

Una constructora brasileña dice que financió la campaña de Dilma con dinero de sobornos

El expresidente de la constructora brasileña Andrade Gutierrez, Otávio Marques de Azevedo, declaró a las autoridades que la empresa realizó donaciones legales al Partido de los Trabajadores (PT) con dinero procedente del esquema de corrupción en Petrobras, según medios de prensa.

El ejecutivo, que está en prisión preventiva, hizo esas declaraciones en febrero como parte del acuerdo de colaboración con la justicia, que depende de la aprobación del Supremo Tribunal Federal (Corte), de acuerdo a lo publicado hoy en el diario Folha de S.Paulo.

Marques de Azevedo, que está acusado de integrar un esquema para pagar coimas a funcionarios de la estatal petrolera a través de cuentas bancarias en el exterior, aportó documentación con detalles de las donaciones que hizo la constructora al partido de Rousseff.


Según los documentos, la constructora donó R$ 20 millones (u$s 5,5 millones) para la campaña de 2014, que derivó en la reelección de Dilma. Y otros R$ 10 millones (u$s 2,75 millones) entre los años 2010 y 2012.


El ex presidente de Andrade Gutierrez dijo que el dinero se desviaba de contratos firmados por la constructora para la ejecución de obras como el Complejo Petroquímico de Rio, la central nuclear Angra 3 y la hidroeléctrica Belo Monte.

La investigación judicial descubrió que un cartel de empresas en connivencia con Petrobras se distribuía los contratos de obras, inflando sus valores y repartiendo la diferencia con ex directores de la estatal y políticos que amparaban esas maniobras.  Dos docenas de grandes empresas y medio centenar de políticos están involucrados en la trama judicial.

Petrobras reconoció en sus balances que entre 2004 y 2014 tuvo perjuicios financieros por u$s 2.000 millones por esos fraudes.