Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Lo sacan a la fuerza de un vuelo porque se sobrevendieron pasajes

La aerolínea eligió aleatoriamente a pasajeros luego de que nadie aceptase un cambio de vuelo. Entre gritos y forcejeos, se llevaron a un viajero que había sido seleccionado. El video.

Lo sacan a la fuerza de un vuelo porque se sobrevendieron pasajes

La aerolínea estadounidense United Airlines quedó en el centro de la polémica al bajar por la fuerza de un avión, entre gritos a forcejeos, a uno de sus pasajeros luego de que la empresa sobrevendiese el vuelo.

El incidente ocurrió el domingo por la noche, según informa el diario La Vanguardia, en un vuelo que cubría la ruta Chicago-Louisville y quedó registrado en video por los pasajeros quienes lo difundieron a través de las redes sociales.

Según uno de los testigos, personal de la aerolínea se apersonó a bordo pidiendo cuatro voluntarios para ceder su asiento a cambio de 400 dólares, una noche de hotel y un nuevo billete en un vuelo programado para el día siguiente. El motivo: precisaban dichas plazas para miembros de la tripulación que debían llegar a tiempo a Louiville para próximos vuelos.

Al no salir ningún voluntario, se duplicó su oferta hasta los 800 dólares, pero tampoco así se logró convencer a alguno, por lo que la aerolínea eligió de forma aleatoria a los pasajeros. Dos de ellos abandonaron voluntariamente la aeronave, pero el tercero se negó a hacerlo, diciendo que era médico y tenía pacientes esperándole a la mañana siguiente.

En las imágenes de video viralizadas se ve que al menos dos oficiales de seguridad expulsan por la fuerza de su asiento al pasajero que se negaba a abandonar la aeronave y se lo llevan a rastras por el pasillo entre gritos y pedidos de que se detengan del resto de los pasajeros.

Según publica The Courier-Journal, tiempo después el viajero regresó al avión, que despegó con dos horas de retraso.