La reforma previsional en Brasil incluirá las AFJP

El sector privado recibió la noticia con entusiasmo ante la perspectiva de los nuevos negocios que se abren, además del impacto positivo sobre el déficit.

El ministro de Economía de Brasil, Paulo Guedes, anunció que incluirá la creación de un régimen de capitalización individual en el proyecto que enviará al Congreso para reformar el sistema previsional.

"Creo que un sistema de capitalización, como estamos diseñándolo, es algo bastante más robusto. Es más difícil y el costo de transición es alto, pero estamos trabajando para las futuras generaciones", anunció.

El ministro afirmó que el objetivo del Ejecutivo es "salvar" el actual sistema y "al mismo tiempo crear un nuevo régimen de pensiones para las futuras generaciones".

Guedes se pronunció reiteradamente sobre la conveniencia de adoptar un sistema previsional similar al chileno donde cada trabajador financia su propia jubilación a lo largo de los años.

"Nuestro objetivo es que no sea necesario hablar sobre la reforma de las jubilaciones por los próximos 20 años", expresó al respecto el ministro de la Presidencia, Onyx Lorenzoni.

El mercado financiero, las empresas y diversos organismos internacionales consideran fundamental la aprobación de dicha reforma para reequilibrar las cuentas públicas y ayudar a revertir el abultado déficit fiscal del país.

El ex presidente Michel Temer intentó sin éxito durante su mandato la aprobación de una reforma de las pensiones que quedó paralizada en el Congreso por falta de apoyo.

En la actualidad, la ley permite a las mujeres jubilarse con 30 años de aportes y a los hombres con 35, sin que exista límite de edad. Hay casos en los que personas con apenas 50 años ya pueden percibir la prestación.

"La inclusión de un sistema de capitalización será enviará al Congreso en febrero para impulsar el ahorro interno y estimular el crecimiento en al menos un 3% al año", aseguró Lorenzoni.

Lorenzoni aseguró también que aunque no se han tomado decisiones aún, las nuevas propuestas serán presentadas a Bolsonaro la próxima semana.

En el sector privado, la posibilidad de esta reforma desató una euforia en los mercados de manera sostenida desde el 1° de enero.

La posibilidad de negocios que se abriría para el sector privado y su previsible impacto sobre el déficit animó a la Bolsa de Sao Paulo, que en los últimos días batió un récord atrás de otro.

 

Tags relacionados

Más de Internacionales

Noticias del día