Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

El ISIS se atribuye el atentado durante concierto en Manchester 

Fue en un recital de la artista norteamericana Ariana Grande. Hay 22 muertos y 59 heridos. El Estado Islámico aseguró que uno de los soldados del califato pudo colocar un artefacto explosivo dentro del evento.

El ISIS se atribuye el atentado durante concierto en Manchester 

El Estado Islámico se atribuyó la responsabilidad por el letal atentado ocurrido ayer durante un concierto en la ciudad británica de Manchester, donde dijo haber colocado explosivos, de acuerdo a un comunicado publicado por la aplicación de mensajería Telegram.

“Uno de los soldados del califato pudo colocar un artefacto explosivo dentro del encuentro de los cruzados en la ciudad de Manchester”, indicó el grupo.

La misiva, que luego replicó la agencia Amaq, también justificó el atentado suicida como una “respuesta a sus agresiones contra las casas de los musulmanes” en nombre del Estado Islámico, al asegurar que “esto es solo el principio”.

El nombre del atacante suicida es Salman Abedi, según informó la agencia de noticias Reuters. 

Pese a que el gobierno británico confirmó la muerte de 22 personas, sin contar el atacante, el comunicado yihadista fijó en 30 los muertos y en 70 los heridos, y amenazó con que “lo que viene va a ser más fuerte, más intenso, contra los adoradores de la cruz y sus aliados”.

Más temprano, el experto marroquí en movimientos yihadistas, Abdallah Rami, difundió un video en el que un hombre encapuchado reivindicaba el atentado de Manchester en nombre del Estado Islámico, aunque había dudas sobre su autenticidad.

En el vídeo, de solo 16 segundos, el hombre encapuchado, con la bandera negra del Estado Islámico detrás, se expresa en inglés y señala que “los leones del EI están empezando a atacar a todos los cruzados” (nombre que los yihadistas dan a los cristianos).

El mensaje termina con su autor mostrando un cartel escrito a mano donde dice "Manchester 22-05-2017", y seguido, en árabe, ‘Alahu Akbar‘ (Dios es grande).

“En nombre de Alah, el clemente y misericordioso, esto es solo el principio: los leones del Estado Islámico en Irak y Siria están comenzando sus ataques contra todos los cruzados. Alahu Akbar. Alahu Akbar”, recita el encapuchado, señaló la agencia de noticias EFE.

Sin embargo, la autenticidad del vídeo aún no pudo ser establecida con certeza y, por otro lado, los expertos señalan que se trata de un formato que el Estado Islámico no usa habitualmente para declarar la autoría de sus ataques.

La policía detuvo a un hombre de 23 años, mientra que otro de los atacantes falleció en el lugar. 

Al menos 22 personas murieron en el atentado. Fue al final de un concierto de Ariana Grande, el estadio estaba lleno de niños en la ciudad inglesa de Mánchester, al norte del país. Se trata del peor ataque terrorista en suelo británico desde los atentados de Londres de 2005.

La explosión ocurrió en medio de la campaña electoral británica y el Partido Conservador de la primera ministra, Theresa May, así como los grupos en la oposición han anunciado que suspenderán todas las actividades.

El incidente ocurrió el lunes por la noche fuera del estadio Manchester Arena, con una capacidad para 21.000 personas, después de un concierto ofrecido por Ariana Grande, una cantante estadounidense de 23 años de edad, popular entre adolescentes y niños.

Hay testimonios de heridas de metralla que concuerdan con una bomba de clavos.

El incidente evocó recuerdos del ataque en 2015 en la sala de conciertos de Bataclan, en París, donde individuos armados abatieron a aficionados al rock. Los asistentes al concierto de Mánchester eran aún más jóvenes. Algunos testigos declararon a los medios británicos que había niños de hasta nueve años de edad.

Familiares y amigos publicaron fotos de adolescentes desaparecidos en las redes sociales a fin de localizarlos. Los heridos están siendo tratados en ocho hospitales del Gran Mánchester.

 

Por su parte, Ariana Grande expresó su congoja en su cuenta de Twitter. "Estoy quebrada, lo lamento mucho desde el fondo de mi corazón, no tengo palabras", escribió.

La cantante, fuertemente afectada, decidió de momento suspender el resto de su gira "Dangerous Woman Tour", por lo que no realizaría el concierto que tenía programado en Buenos Aires el 5 de julio, según el sitio especializado en espectáculos TMZ.

Testimonios

Un testigo citado por el diario The Guardian declaró que "una gran explosión se escuchó desde dentro, sacudió el estadio y entonces todo mundo trató de salir".

Algunas personas, según el Daily Mirror, lo describieron como un ruido parecido “a una bomba o un disparo”. 

"Estábamos saliendo, nos encontrábamos junto a la puerta cuando se produjo una gran explosión y todo el mundo estaba gritando", dijo Catherine Macfarlane a Reuters. Y agregó: "Fue una gran explosión. Lo sentí en el pecho. Fue caótico. Todo el mundo corría y gritaba y trataba de salir del lugar".

Ariana Grande se convirtió para el público juvenil en una de las más destacadas estrellas pop del momento y tiene programado dar un recital en Buenos Aires el 5 de julio.

El estadio cerrado de la ciudad tiene una capacidad de unas 20.000 personas, según la prensa local, que informó que la estación Manchester fue reabierta al público.

Seguridad en Londres

El alcalde de Londres, Sadiq Khan, confirmó que la seguridad está siendo revisada e intensificada en la capital londinense, tras el atentado suicida ocurrido en Manchester al término concierto de la cantante estadounidense Ariana Grande.

"Estoy en contacto constante con la policía metropolitana, que está revisando los arreglos de seguridad en Londres. Los londinenses verán más policías en nuestras calles", dijo el alcalde.

"Londres está unida con la gran ciudad de Manchester después de este ataque bárbaro y enfermizo. Este fue un acto cobarde de terrorismo que se dirigió a un concierto con la asistencia de miles de niños y jóvenes", expresó Khan.

El alcalde se solidarizó además con las víctimas y sus familias y con todos los afectados.

"Una vez más hemos visto el heroísmo de nuestros servicios de emergencia. Ellos tienen nuestro pleno apoyo y están en todos nuestros pensamientos hoy", destacó en un comunicado.

"Manchester y el resto de Gran Bretaña nunca serán intimidados por el terrorismo. Aquellos que quieren destruir nuestro modo de vida y dividirnos nunca tendrán éxito", apuntó.