EE.UU.: al menos 11 muertos tras un tiroteo en una sinagoga en Pensilvania

El establecimiento religioso fue cerrado al público por motivos de seguridad. Las autoridades reportaron que el tirador fue detenido tras entregarse.

Un hombre armado mató el sábado al menos a 11 personas e hirió a otras doce al atacar una sinagoga en la ciudad estadounidense de Pittsburgh durante un servicio religioso, informaron autoridades locales y medios de comunicación, que aseguraron que un sospechoso está bajo custodia por un posible crimen de odio.

Un "hombre blanco grande y con barba", que las autoridades identificaron como Robert Bowers, de 46 años, un conocido supremacista blanco del lugar, está detenido por su posible vinculación al hecho, dijo la cadena de televisión KDKA citando fuentes policiales, que aseguraron que un sujeto armado entró a la sinagoga y gritó "todos los judíos deben morir".

Policías que respondieron al atacante "recibieron disparos" y tres oficiales resultaron heridos.

I am on the scene at the Tree of Life Synagogue shooting in Pittsburgh.

I have spoken with local leaders and my administration and the @PAStatePolice will provide any resources to assist local law enforcement and first responders.

— Governor Tom Wolf (@GovernorTomWolf) 27 de octubre de 2018

El gobernador de Pensilvania, Tom Wolf, quien estuvo en la escena del tiroteo, aseguró por Twitter: "Estamos brindando a los socorristas locales la ayuda necesaria".

El centro médico de la Universidad de Pittsburgh informó que estaba atendiendo a múltiples pacientes. Anteriormente, un comandante de la policía dijo que el tiroteo provocó "múltiples víctimas".

La sinagoga, perteneciente a la congregación Árbol de la Vida, estaba celebrando un servicio religioso que comenzó a las 9:45 hora local, según el sitio web de la organización.

Michael Eisenberg, ex presidente de la sinagoga, dijo a KDKA que la policía normalmente solo está presente en la sinagoga por motivos de seguridad en días festivos. "En un día como hoy, la puerta está abierta. Es un servicio religioso, puedes entrar y salir", sostuvo.

La mayoría de los feligreses eran personas mayores, según un ex rabino entrevistado por medios locales. Imágenes de la televisión local mostraron en el lugar a policías con rifles, cascos y otros equipos tácticos. También había paramédicos cerca de la sinagoga y vehículos policiales bloqueando algunas calles de la zona.

Poco después de conocerse informes del hecho, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, dijo en Twitter que estaba siguiendo el desarrollo de una situación que calificó como "devastadora".

As you know, earlier today there was a horrific shooting targeting and killing Jewish Americans at the Tree of Life Synagogue in Pittsburgh, Pennsylvania. The shooter is in custody, and federal authorities have been dispatched to support state and local police... pic.twitter.com/WqO7GfPyMT

— Donald J. Trump (@realDonaldTrump) 27 de octubre de 2018

Más tarde, el mandatario dijo a los periodistas que los asesinatos podrían haberse evitado si hubiera habido un guardia armado en el edificio. "Si tuvieran algún tipo de protección dentro del templo tal vez la situación podría ser diferente. No lo hicieron", dijo cuando se le preguntó sobre un posible vínculo del hecho con las permisivas leyes sobre control de armas de fuego en Estados Unidos.

El agresor

En un primer momento se reportó que el tirador estuvo en posesión de una ametralladora AK-47, pero los oficiales luego indicaron creer que poseía un rifle AR-15, así como otras armas de menor calibre, según publicó NBC.

Las autoridades de Pittsburgh confirmaron que el agresor fue detenido y ahora se encuentra hospitalizado.

Tags relacionados