SI LA C MARA DE DIPUTADOS APRUEBA EL JUICIO, LO SEPARAR N DEL CARGO POR 180 D AS

Corte de Brasil pidió la autorización al Congreso para juzgar a Temer

Acusan al presidente de ser jefe de una organización criminal que desviaba fondos estatales. El Parlamento ya rechazó un pedido similar el mes pasado

El presidente de Brasil deberá enfrentar nuevamente una votación en el Congreso para saber si lo libera de dar explicaciones en la justicia por una nueva denuncia de corrupción.

La Corte Suprema de Brasil puso en manos de la Cámara de Diputados la potestad de decidir si la acusación que pesa en contra de Michel Temer de ser el jefe de una organización criminal, reunida en el Partido del Movimiento Democrático Brasileño (PMDB) que desviaba fondos estatales tiene peso suficiente para iniciar un proceso en su contra. Si es aceptado el juicio el mandatario lo afrontará fuera del cargo por hasta 180 días. El peor escenario para el reemplazante de Dilma Rousseff sería una condena que terminaría en destitución.

El pedido de la Fiscalía General fue aprobado por diez de los once magistrados del Supremo Tribunal Federal (STF), que al mismo tiempo desestimó el pedido de la defensa para congelar el caso hasta que se determine la validez de las pruebas usadas para incriminarlo.

Ahora la Cámara baja deberá decidir si autoriza al máximo tribunal a analizar una acusación. "La competencia de este Supremo Tribunal para recibir o rechazar la denuncia por crimen común contra el Presidente de la República depende de la autorización previa de la Cámara de Diputados", dijo la presidenta de la Corte, Carmen Lúcia, resumiendo la posición mayoritaria en la votación.

Tras esta nueva derrota judicial, Temer se concentrará en conseguir, como en la acusación anterior del mes de agosto en la que obtuvo el apoyo del Congreso, las voluntades necesarias para bloquear la acusación, cuando sus aliados rechazaron encaminar una primera denuncia por corrupción pasiva.

Temer fue acusado de recibir "por lo menos 587 millones de reales (alrededor de u$s 189 millones) en sobornos".

De aceptarse la elevación a juicio asumiría el presidente de la Cámara baja, Rodrigo Maia. Caso contrario, las acusaciones quedarán congeladas hasta que Temer deje la primera magistratura.

Sin embargo, desde el ámbito político, aseguran que "la segunda denuncia será rechazada holgadamente", según Darcísio Perondi, directivo del partido oficialista PMDB, y uno de los principales operadores políticos en el recinto del presidente.

La Corte no puede analizar la cuestión antes de que lo autorice el Congreso. De acuerdo con la Constitución, la denuncia presentada contra Temer solamente puede ser analizada con la aprobación de 342 diputados, el equivalente a los dos tercios de los parlamentarios que componen el órgano legislativo.

Tags relacionados
Noticias del día