MINUTO A MINUTO

Guerra Rusia-Ucrania, EN VIVO, Día 44: condena unánime tras el sangriento ataque a la estación de tren de Kramatorsk

La invasión de Rusia a Ucrania prosigue. Los ataques se concentran en el este del país. Zelenski denuncia un genocidio en Bucha tras el hallazgo de 410 cadáveres de civiles en los alrededores de Kiev.

La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, dijo este viernes haber visto "la humanidad en pedazos" en la localidad de Bucha, adonde llegó junto al alto representante de la Unión Europea para la Política Exterior, Josep Borrell.

"Hemos visto toda la frialdad del ejército de Putin. Hemos visto la imprudencia y el corazón frío que ellos han tenido al ocupar esta ciudad. Hemos visto la humanidad en pedazos en Bucha. El mundo entero está de luto por lo ocurrido en Bucha", dijo Von der Leyen desde la localidad ucraniana donde al principio de esta semana se desvelaron las matanzas indiscriminadas rusas de civiles ucranianos, algunos maniatados y con signos de tortura.

Junto al primer ministro de Eslovaquia, Eduard Heger, Von der Leyen y Borrell visitaron una fosa común en el patio de la iglesia de San Andrés el Primer Llamado, donde había unos 14 cuerpos en bolsas de plástico que habían exhumado.

"Tenemos que defender la frontera con Europa, la humanidad y la democracia y por eso estamos aquí junto a Ucrania", añadió Von der Leyen.


El presidente de Ucrania, Volodimir Zelenski, dijo hoy ante el Parlamento de Finlandia que su país no puede esperar más para recibir nuevas armas de las potencias occidentales, a las que pidió sanciones "potentes" contra Rusia dignas de los "cócteles Molotov" popularizados por la resistencia finlandesa entre 1939 y1940.

El mandatario criticó ante los legisladores a quienes "hacen esperar" a los ucranianos por los medios que necesitan imperiosamente "para defender sus vidas".

"Necesitamos el tipo de armas que disponen algunos de nuestros socios de la Unión Europea", reafirmó el presidente ucraniano, citado por la agencia de noticias AFP.

El dirigente, que se comunicó por videoconferencia, instó a Europa a adoptar un "cóctel Molotov" de sanciones contra Rusia, en alusión a las bombas incendiarias.


El primer ministro de Reino Unido, Boris Johnson, anunció este viernes un nuevo paquete de ayuda militar a Ucrania por valor de unos 100 millones de libras (unos 120 millones de euros), y que incluirá misiles antiaéreos Starstreak, misiles antitanque, municiones de precisión, además de cascos adicionales, chalecos antibalas y gafas de visión nocturna.

En rueda de prensa acompañado del canciller alemán, Olaf Scholz, Johnson culpó a Rusia de cometer un "crimen de guerra" en el este de Ucrania al acusar directamente a Moscú de perpetrar esta mañana un bombardeo en la estación de tren de Kramatorsk que ha dejado medio centenar de muertos.

"El ataque indiscriminado contra los civiles es un crimen de guerra, como otros tantos que no pasarán desapercibidos ni quedarán impunes", declaró el primer ministro británico, quien calificó el bombardeo -que Rusia ha desmentido como un nuevo intento de engaño por parte de las fuerzas ucranianas- de "acto inconcebible" que demuestra "cuán bajo ha caído" el Ejército ruso.

El ministro de Exteriores chino, Wang Yi, afirmó durante una conversación telefónica con Emmanuel Bonne, principal consejero diplomático del presidente francés, Emmanuel Macron, que "uno no puede apoyar las conversaciones de paz en Ucrania y, al mismo, tiempo, enviar armas" a ese país. 

"China busca que se llegue a un alto al fuego lo antes posible y que vuelva la paz, y estamos trabajando sin descanso para llegar a ese objetivo a nuestra propia manera. Al mismo tiempo, creemos que todas las partes involucradas tienen que crear las condiciones necesarias para promover las conversaciones de paz en lugar de echar más leña al fuego", indicó Wang durante la conversación, recogió anoche la Cancillería china en un comunicado.


Los nombres de sus hijas, Katerina Vladimirovna Tikhonova y Maria Vladimirovna Vorontsova, ahora se han agregado a la lista de sanciones del Reino Unido. 

Es parte de un esfuerzo "coordinado" con Estados Unidos, que ya impuso sanciones a las dos mujeres. 

El gobierno del Reino Unido también impuso sanciones a la hija del ministro de Relaciones Exteriores de Rusia, Sergei Lavrov, Yekaterina Sergeyevna Vinokurova. 

En un comunicado de prensa del Ministerio de Relaciones Exteriores, el Gobierno del Reino Unido dijo que estaba apuntando aún más a los "estilos de vida lujosos del círculo íntimo del Kremlin", con prohibiciones de viaje y congelación de activos impuestas a los tres.


Las fuerzas rusas se han retirado por completo del norte de Ucrania hacia Bielorrusia y Rusia, pero algunos de estos militares están ahora en el Donbás, según el último parte de inteligencia divulgado por el Reino Unido.

Muchas de estas fuerzas requerirán una reposición significativa antes de estar preparadas para desplegarse en el este, y es probable que cualquier nuevo despliegue masivo desde el norte tome al menos una semana, como mínimo, agrega el parte.

El bombardeo ruso de ciudades en el este y el sur continúa y las fuerzas rusas han avanzado desde Izium, una ciudad estratégicamente importante, que permanece bajo su control, indica la información dada a conocer por el Ministerio británico de Defensa.


El ataque contra la estación de tren ucraniana de Kramatorsk, en el este de Ucrania, ha provocado al menos 39 muertos y 87 heridos, informó el gobernador de Donetsk, Pavlo Kirilenko, a través de su cuenta en Twitter.

Entre los heridos hay un "número significativo" de casos graves, prosigue el mensaje, en que acusa a "los fascistas rusos" de haber dirigido su ataque con misiles "Tochka-U" sobre esta estación, donde miles de civiles esperaban ser evacuados hacia zonas seguras.


La estación de ferrocarril de Kramatorsk, desde donde la población trataba de escapar ante la inminencia de una ofensiva rusa a gran escala, fue bombardeada con misiles.

Las imágenes y vídeos difundidos por las redes sociales muestran el andén de la estación lleno de cadáveres y personas ensangrentadas arrastrándose y pidiendo ayuda.

Los responsables locales contabilizaron ya 30 muertos y un centenar de heridos a causa de la explosión de dos misiles rusos, uno de los cuales no quedó completamente destruido y en cuyo fuselaje se podía leer la inscripción "por los niños", supuestamente muertos durante los presuntos ataques del Ejército ucraniano contra los separatistas de Donbass en los últimos ocho años.

El jefe de la Administración regional de Kramatorsk, Pavlo Kirilenko, sostuvo que el ataque perpetrado contra la estación "provocó unos 30 muertos y más de 100 heridos y ha sido efectuado con misiles Iskander cargado con cargas de racimo múltiples", una munición prohibida. Según Kirilenko, "miles de personas se encontraban en la estación a la espera de ser evacuados" y, según su opinión, se trata de "una acción deliberada para matar civiles".

Japón anunció este viernes que renunciará al carbón de Rusia y expulsará a ocho de sus diplomáticos, en respuesta a los "crímenes de guerra" supuestamente perpetrados por Moscú en Ucrania.

Estos anuncios se producen después de que la UE adoptó una serie de medidas similares, reforzando la presión sobre Rusia, acusada de llevar a cabo masacres de civiles en la región de Kiev.


Las Fuerzas Armadas de Ucrania han asegurado este viernes que las fuerzas rusas centran sus esfuerzos en la ciudad portuaria de Mariúpol, en Izium y en Donetsk, en el marco de la invasión iniciada el 24 de febrero por orden del presidente ruso, Vladimir Putin.

"Los principales esfuerzos de los invasores rusos siguen centrándose en la captura de Mariúpol, la ofensiva en la zona de la ciudad de Izium (y) los avances en la defensa de las Fuerzas Conjuntas en la dirección de Donetsk", ha manifestado el Estado Mayor del Ejército ucraniano en su cuenta en la red social Facebook.

Asimismo, ha alertado de que "las Fuerzas Armadas de la República de Bielorrusia llevan a cabo actividades de formación operativa y de combate en los campos de entrenamiento de todo el país". Las Fuerzas Armadas ucranianas han subrayado que "el objetivo principal es la rehabilitación de los tramos ferroviarios de Kupyansk a Járkov, Izium y Svatove".


Al menos 26 cuerpos fueron recuperados este jueves entre los escombros de dos casas en la ciudad ucraniana de Borodyanka, denunció la fiscal general ucraniana, Irina Venediktova, en su perfil oficial de Facebook.

"Solo de debajo de los escombros de dos edificios de apartamentos bombardeados, se recuperaron 26 cuerpos. El enemigo infligió insidiosamente ataques aéreos en la infraestructura de viviendas por la noche, cuando había un máximo de personas en casa", señaló tras visitar la ciudad.

En este sentido, aseguró que "el objetivo era exclusivamente la población civil".

"Aquí no hay una sola instalación militar", dijo agregando que "la evidencia de los crímenes de guerra rusos" están "en todo momento" en la ciudad debido a los restos de bombas de racimo, misiles y lanzacohetes.


Las autoridades de Odesa denunciaron este jueves un ataque con misiles desde el mar contra instalaciones de esta ciudad ucraniana, sin que por ahora se conozcan víctimas o detalles de los destrozos ocasionados, tal y como informó la prensa ucraniana.

Según el coronel Vladislav Nazarov, oficial del Comando Operativo Sur, el ataque con misiles se produjo desde el mar y ocasionó destrozos en instalaciones, tal y como ha informado en su canal de Telegram el Ayuntamiento de la ciudad.

"Le recordamos la inadmisibilidad de publicaciones de fotos y videos, divulgación de circunstancias y geolocalización", agregó en el mensaje las autoridades ucranianas, recordando que se "confíe en fuentes oficiales".


La vice primera ministra de Ucrania, Irina Vereshchuk, informó que en las últimas 24 horas han sido evacuadas por corredores humanitarios 4676 personas en distintos puntos del país.

Vereshchuk señaló que llegaron a Zaporiyia cerca de 3256 personas en su propio transporte en el corredor humanitario de Mariúpol y Berdyansk. Asimismo, desde las ciudades de Lisichansk, Severodonetsk, Rubizhne y Kreminna en la región de Lugansk se lograron evacuar a 1420 personas.

Así, la vice ministra ucraniana subrayó en un comunicado que nueve autobuses con asistencia humanitaria y preparados para llevar a una zona segura a civiles se han dirigido a la localidad de Melitópol.


El gobernador de la región de Járkov, Oleg Sinegubov, informó de la muerte de hasta 14 personas en áreas residenciales de Saltivka y Oleksiivka, así como en un edificio de la empresa 'Tractor Plant', que fabrica maquinaria agrícola, en esta región ucraniana. 

Así lo informó en su canal de Telegram, donde también precisó que la situación de Izium "sigue siendo crítica". "El enemigo intentará trasladar allí una gran cantidad de equipos, que nuestras Fuerzas Armadas, créanme, destruyen todos los días", agregó. Además, Sinegubov indicó que, pese a los continuos ataques con misiles contra la ciudad, "no hay motivos para la evacuación de los residentes". "Continuamos la evacuación de la ciudad de Lozova y Barvinkove", dijo. 

Por otro lado, el jefe de la administración militar de Krivói Rog, Alexander Vilkul, ha denunciado en su perfil oficial de Facebook la violación de una niña embarazada de 16 años y una abuela de 78 años en una de las aldeas en dirección a Inhuletskyi.

Además, explicó que durante la jornada de este jueves las tropas rusas dispararon contra un barco, que flotaba desde Pervomayevka, con civiles evacuados de la zona, tal y como subrayó en esa misma declaración. "Había 14 personas en el barco. Tres niños y once adultos. Dos hombres adultos y una mujer murieron a la vez. Un niño de 13 años murió poco después. Siete personas en el hospital y dos desaparecidas", precisó.


Noticias del día