No son solo "los de Sistemas": quiénes son y qué hacen los SysAdmin argentinos

El boom techie convirtió a los administradores de Sistemas en estrellas. Puertas adentro, su realidad cambia. Luces y sombras de un cargo clave.

Durante años, el administrador de Sistemas fue el epítome del nerd, una criatura huidiza que vivía detrás de gigantescas torres de servidores, entre el ruido incesante de coolers y la asfixiante penumbra de sus grises oficinas.Conocido por sus compañeros de empresa como “el pibe de Sistemas ,su trabajo consistía en mantener aceitados los sistemas informáticos, la mayoría de las veces en el más absoluto anonimato. Los tiempos cambiaron y,si bien aún existen círculos donde se los sigue considerando poco menos que parias, la mirada sobre el oficio ha dado un vuelco de 180 grados:ser sysadmin pasó a ser cool.

“Hoy,somos rockstars , afirma sin titubear Ariel Jolo, una de las cabezas de SysArmy, comunidad que “da soporte a los que dan soporte . Actualmente,se desempeña como Program Manager Employer Branding en Medallia y cuenta con un pasado como Talent Marketing Coordinator y Sr. DevOps Engineer en MuleSoft, y, también, Lead SysAdmin en Intraway, entre otros trabajos en el ramo.

La explosión de Internet en el siglo 21, la nueva camada de CEO cancheros de Silicon Valley, e incluso el impacto de series de TV mega exitosas como The Big Bang Theory han sido algunos de los ingredientes que posibilitaron este cambio de percepción. El problema es que se mitificó en exceso el trabajo del sysadmin, al punto de que son admirados aunque muchas veces el admirador no tenga muy claros los motivos de semejante respeto.

“Es complejo explicar de qué trabajás. Tengo que explicarlo como si la otra persona tuviera dos años; lo simplifico diciendo que trabajo en Internet , aclara con un aire de resignación Eduardo Casarero, colaborador en SysArmy, Manager of Internal IT en Percona y ex Systems Administrator de Avature.net e Informática Avanzada. Jorge Abreu, Cloud Administrator de Almundo .com, con pasado como Linux Systems Administrator en Hexacta, agrega en este sentido:“Nunca, en una mesa familiar, pude explicar a qué me dedico, jamás . Jolo va más allá y lo resume en una oración:“Mis viejos no saben qué hago .



El lado oscuro de la industria

Jolo, Casarero y Abreu forman parte del ecosistema argentino de administradores de Sistemas; un grupo numeroso y variopinto que creció de manera sostenida en la última década y fue parte del boom tecnológico que convirtió a Buenos Aires en una de las capitales tecnológicas de América latina. IBM,Globant,Google, Microsoft y un sinfín de empresas poseen oficinas en la ciudad, creando un universo laboral que de a poco comienza a asemejarse al de los países del norte, pero que aún conserva varios de los vicios de la vieja dirigencia local.

En pleno 2017, las diferencias entre compañías de origen argentino y aquellas de capitales foráneos siguen siendo tan palpables como hace 20 años. “Es muy distinto trabajar en empresas nacionales, ya que siguen siendo empresas argentinas dentro de una economía argentina , detalla Jolo a la hora de trazar una distancia con las firmas extranjeras instaladas en el país.“Una cosa que no entiendo de las empresas de acá es que quieren ser como las de afuera pero sin sus ‘perks’. Por ejemplo, en el mercado local, en muchos lugares seguís sin tener home office de manera estándar, aun cuando hacés trabajos en los cuales no trabajás nada en la oficina ,subraya Abreu.

Una particularidad del trabajo en Sistemas son los saltos de empresa en empresa. Los tres entrevistados coinciden con esta tendencia, ya que con más de 10 años en el campo del IT pasaron por más de una docena de firmas, tanto locales como extranjeras. Esto les permitió trazar un panorama sobre las diferencias entre ambas estructuras y el peso de la idiosincrasia vernácula.

“Un cosa que no entiendo es que las empresas de acá quieren ser como las de afuera pero sin sus ‘perks’  — Ariel Jolo, Program Manager Employer Branding en Medallia

En cuanto a la jornada laboral, no existen distinciones entre locales y extranjeras: el horario “oficial de 9 a 18 horas casi nunca se respeta. Entre guardias, mensajes de WhatsApp fuera de horario de oficina, proyectos a terminar a contrarreloj y videoconferencias con colegas en la otra punta del globo, las horas de trabajo pueden extenderse hasta el infinito. La tarea fuera de la oficina es un tedio cotidiano para los sysadmin y puede llegar a extremos absurdos, como cuando Abreu tuvo que ponerse a trabajar con su laptop en medio de un casamiento,porque un problema de último momento requería de una solución urgente.

Sólo un sysadmin de ley es capaz de llevar su computadora a un evento social de este tipo. Existen también ejemplos opuestos. Tanto Jolo como Casarero pasaron más de 24 horas sin salir de sus oficinas para llegar a tiempo con algún deadline, en ambos casos prácticamente sin dormir: “Me dieron un voucher de $ 150 pesos en Galerías Pacífico por una instalación de SAP que me llevó 18 horas y que tuve que arrancar dos veces porque se colgaba. En otra ocasión, entré a las 9 de la mañana y salí a las 11 de la mañana del día siguiente y sólo me pagaron el taxi a casa , recuerda Ariel.

Abreu recuerda una anécdota similar: “Una empresa muy grande contrató a la firma en la que trabajaba para hacer una migración y yo era el único que podía hacerla; estaba solo y era una base de datos grande. Pasé sábado, domingo y lunes en casa, dormitando entre los momentos en los que la base de datos estaba migrando y poniéndome timers cada dos o tres horas para despertarme, mirar la pantalla y volver a dormir. No me dieron ni un peso extra por eso .

Algo está claro para el sysadmin: cuando su labor está bien hecha, pasa desapercibida; en cambio,si surge algún problema (incluso aquellos que están fuera de su alcance, como un corte de Internet), queda en el ojo de la tormenta.

“En firmas chicas, es más sencillo porque uno habla con el dueño. En una grande, uno puede quedar enquistado en la jerarquía — Jorge Abreu, Cloud Administrator en Almundo.com

Para Jolo, un problema recurrente es que muchas veces es difícil“vender que lo que uno hizo es un beneficio para la empresa. El especialista indica que muchos gerentes no comprenden cómo una actualización en los sistemas, una migración de Linux o la implementación de una nueva solución de software puede repercutir de manera favorable en las finanzas de la compañía. Abreu sostiene que “culturalmente, el área de IT es siempre el vagón de cola en toda la cadena de valor de la empresa.A veces, incluso, Soporte está por encima de nosotros . Lo paradójico es que, al mismo tiempo,se trata de un área central de cualquier empresa, ya que muchas veces se encuentra en diálogo directo con todas las áreas, desde ventas hasta el departamento Web.

“Algo que siempre me pasó en todos los lugares en los que trabajé es que uno nunca sabe bien para dónde va la empresa.Uno colabora desde su lugar para que la empresa progrese, pero si no baja verticalmente un mensaje claro todo es más complicado ,reflexiona Casarero, y agrega:“En empresas más chicas, tal vez es más sencillo de solucionar porque uno habla con el dueño y puede llegar a tener el panorama más claro, pero en una corporación de 8.000 personas podés quedar muy enquistado en la jerarquía y terminás siendo ‘el pibe que hace los backups’,sin saber cuál es tu aporte real al valor de la empresa .

 

Cuestión de géneros

Cuando se habla de administrador de Sistemas se hace énfasis de manera implícita en lo masculino. Según la Secretaría de Políticas Universitarias, solo el 18 por ciento del total de los estudiantes de informática del país son mujeres; SysArmy, que realiza distintos estudios sobre la industria IT, estima que, en base a su dataset de 4.000 usuarios(lo suficiente como para ser una muestra representativa),sólo el 10 por ciento de los empleos del área son ocupados por administradoras de sistemas.

Durante décadas, la proporción de mujeres y hombres trabajando en tecnología fue equitativa. Con la explosión de la computación hogareña, la tendencia cambió y la industria se transformó de manera paulatina en territorio casi exclusivo de hombres. Los estereotipos culturales tuvieron un gran peso en estos cambios y parecen persistir hoy en día. Lostres entrevistados coinciden en que el ambiente de sistemas puede resultar hostil y en muchos casos machista. Afortunadamente, esta tendencia está cambiando de la mano de organizaciones como LinuxChix o Chicas en Tecnología, entre muchas otras, que realizan distintas actividades para fomentar el interés por la tecnología en adolescentes.

Abreu, Casarero y Jolo coinciden con este diagnóstico: en su paso por escuelas técnicas, la presencia de compañeras mujeres fue casi nula. Estimular su interés por la tecnología y proponer abordajes más modernos y creativos puede ayudar a que en la próxima década la balanza se equilibre.

 

El futuro

¿Hacia dónde va el sysadmin? ¿Cuál es el futuro de un oficio que se construye sobre la marcha? Las barreras de entrada para este tipo de empleo son altas, ya que no hay una carrera universitaria que prepare a futuros administradores de sistemas. Los entrevistados comenzaron, como muchos de sus colegas, trabajando en la red de un cybercafé o instalando distribuciones de Linux para, luego, comenzar su camino dentro del mundo corporativo. Se trata, sin dudas, de un trayecto complejo, ya que es moneda común cambiar regularmente de trabajo con el objetivo de mejorar las capacidades y concretar un ascenso desde lo profesional.

La generación actual de sysadmins es hija de las viejas PC 286 y de la llegada de la computación personal a los hogares argentinos. Son un producto de los 90, criados entre Family Games y las primeras redes domésticas de Internet. La llegada de una nueva camada de profesionales del IT viene de la mano de la maduración del entorno tecnológico local. Queda la tarea de modernizar viejas estructuras corporativas y concretar el paso de los departamentos de sistemas al siglo 21, no en herramientas o aplicación de nuevas tecnologías,sino en la generación de un entorno que desarrolle sus capacidades, estimule las soluciones creativas y permita captar nuevos talentos que posicionen al país como una verdadera potencia en este campo.

Temas relacionados

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.
Nombre