Importación

Lo que pedían las pymes: cómo importar tecnología y más desde China a bajo costo

En un momento de crisis para las pymes, la importación de productos del exterior puede ser una gran ventaja. Desde insumos de tecnología hasta repuestos.

El futuro económico y financiero de las Pymes para este 2022 en Argentina difícilmente sea el más deseable. Muchas empresas están a la espera de un cambio, mientras que el nivel de actividad está en niveles más que moderados. Por eso, buscan oportunidades en las nuevas tendencias digitales y en los jugadores del mercado extranjero.

En este sentido, uno de los mercados más buscados es China, la "fábrica del mundo". Para muchas Pymes, el poder comerciar con el gigante asiático supone una nueva fuente de ingresos en lo que a importación de materias primas, repuestos y demás, ya que muchos no se consiguen en Argentina o con más costosos. Las exportaciones e importaciones de China crecieron 13,4 y 7,5 por ciento interanual, respectivamente, en los primeros tres meses del año, de acuerdo con datos de la Administración General de Aduanas del país asiático.

Es, además, un momento clave: el comercio con China creció durante el primer bimestre de manera interanual con exportaciones que aumentaron un 60,5 por ciento e importaciones, un 46,9 por ciento, y el país asiático constituye hoy su segundo socio comercial.

Hoy existen empresas especializadas en la importación, por lo que la empresa no tiene que lidiar con los procesos burocráticos de la exportación, como permisos, impuestos y demás. Por caso, la empresa argentina Aerocargo es una de las que permite realizar importaciones para Pymes.

La empresa permite hacer importaciones desde China a Argentina, en grandes cantidades, por u$s 11 el kilogramo. Además, prometen entregas en 4 días hábiles. Las compras se hacen directamente con el fabricante del exterior, sin necesidad de acudir a intermediarios.

Esto permite comercia directamente con los grandes retails chinos como Deal Extreme (especializado en tecnología de todo tipo) o Alibaba (conocido como el Amazon chino por ser el retail más grande de ese país).

Una vez que el proveedor despacha, los paquetes serán enviados al país directamente. El usuario solo tiene que adjuntar la factura del pedido y elegir el punto de destino de su paquete (envío puerta a puerta o recolección por las oficinas de la empresa). Esto permite ahorrar en tiempos y costos.

Tags relacionados
Más noticias de Infotechnology

Compartí tus comentarios

Formá parte de El Cronista Member y sumate al debate en nuestros comentarios