Home office

Trabajo remoto y en la oficina: esto dice la ciencia sobre el formato híbrido y las oportunidades de hacer que funcione

En el Reino Unido, casi la mitad de los trabajadores reportaron haber trabajado desde casa en algún momento.

En esta noticia

El formato híbrido entre el home office y la oficina es cada vez más común. Tras varias investigaciones de expertos en el tema, se han encontrado resultados sobre cómo esto afecta a la vida laboral de cada uno y al éxito.

Según la web Naturealgunos estudios sugieren que los equipos que trabajan en estrecha proximidad, incluidos grupos de investigación académica, producen resultados más innovadores y de mayor calidad. ¿Cómo logran los equipos remotos colaborar y compartir conocimientos?

Mientras el trabajo en formato mixto se afianza, los científicos se apuran para descifrar todas las implicancias, tanto para la ciencia como para el resto del mundo laboral

Una calle de Buenos Aires fue elegida como una de las 10 calles "más cool" del mundo: cuál es y en qué posición quedó

La investigación científica que reveló que los gatos domésticos pueden comer más de 2000 especies de animales

Trabajo remoto 2024: qué dice la ciencia sobre el incremento de este formato laboral

En el mundo científico, el concepto de trabajar desde casa no siempre fue una opción. Antes de la pandemia de COVID-19, apenas un 4% de los días laborables en los Estados Unidos se realizaban desde el hogar. Sin embargo, en mayo de 2020, esta proporción se disparó hasta alcanzar el 60%, para luego estabilizarse en un 25%.

Los equipos remotos son menos propensos a generar descubrimientos innovadores. (Fuente: Unsplash)

Esta tendencia se refleja de manera similar en otros países, como lo demuestran las cifras del gobierno del Reino Unido del período 2022-2023, donde casi la mitad de los trabajadores reportaron haber pasado algún tiempo desempeñando sus tareas desde casa.

Los investigadores de diversas disciplinas científicas han estado a la vanguardia de esta tendencia de trabajar en equipos dispersos geográficamente.

Chau cansancio: el alimento que la OMS recomienda comer a diario para prevenir la fatiga

Esta es la fruta que deben sumar a su alimentación las mujeres de 50 años: reduce la inflamación y mejora la microbiota, según un estudio científico

A medida que la tecnología y las políticas han incentivado el intercambio de ideas, datos y materiales, y con la especialización del conocimiento en aumento, la dispersión geográfica de los equipos de investigación colaborativos creció significativamente.

Un análisis realizado en 2011 examinó las direcciones de unos 39 millones de autores de artículos de investigación, revelando un aumento casi lineal en la distancia promedio de colaboración, desde 334 kilómetros en 1980 hasta 1553 km en 2009. Esto sugiere que la colaboración remota ya estaba bien asentada en ese momento, con equipos cada vez más internacionales.

Cuando la distancia de colaboración aumenta a más de 600 kilómetros, la probabilidad de 'disrupción' disminuye en un 20%. (Fuente: Unsplash)

Pero, aun con estos avances, los integrantes de estos equipos de investigación remotos generalmente no estaban trabajando desde la comodidad de sus hogares.

Sin embargo, los desafíos de la colaboración a distancia y su dependencia de la tecnología en lugar de la comunicación cara a cara, comparten similitudes sorprendentes con los esfuerzos de organizaciones y empresas de todos los sectores para construir estructuras híbridas exitosas, señala Ágnes Horvát, investigadora en comunicación y ciencias de la computación de la Universidad Northwestern en Evanston, Illinois.

En cuanto a los desafíos que enfrentan los científicos en esta nueva era de trabajo, Horvát comenta que "los problemas que enfrentamos son bastante universales". 

Antes incluso de la pandemia, ya había una serie de estudios que abordaban las consecuencias del trabajo remoto. En la década de 1980, la corporación bancaria estadounidense American Express llevó a cabo un exitoso proyecto piloto llamado Proyecto Homebound, que probaba un sistema de oficina en casa como alternativa para personas con discapacidades.

Este proyecto fue aclamado como un éxito, con la empresa destacando ahorros de costos y un aumento en la productividad. Sin embargo, los funcionarios sindicales expresaron preocupaciones sobre la posible explotación, llegando a pedir la prohibición de las "estaciones de trabajo electrónicas en casa".

El futuro del trabajo remoto: qué dicen los expertos sobre el formato de empleo híbrido a comparación del presencial

Aunque los análisis posteriores a la pandemia están proporcionando datos útiles, según los investigadores, se necesitan estudios a más largo plazo para evaluar completamente el auge del trabajo remoto.

"La pandemia nos mostró el efecto de trabajar desde casa en un plazo bastante corto, pero necesitamos mucha más evidencia de lo que va a suceder si realmente seguimos trabajando de forma remota durante años", comenta Marina Schröder, una economista de la innovación en la Universidad Leibniz de Hannover, Alemania.

Estudios recientes han demostrado que los trabajadores remotos pueden ser un 10-20% menos productivos. (Fuente: Unsplash)

Ella estudia los efectos del trabajo remoto en la creatividad y ha demostrado, por ejemplo, que comunicarse a través de software de chat resulta en menos innovación en comparación con la conversación cara a cara.

A finales del año pasado, un estudio a largo plazo liderado por Carl Frey, un economista de la Universidad de Oxford, Reino Unido, produjo la evidencia más sólida hasta el momento de que el trabajo remoto puede alterar la naturaleza y calidad de lo que los investigadores producen en conjunto.

El equipo descubrió que aquellos que están basados en el mismo sitio hacen más descubrimientos innovadores. Aunque los colaboradores remotos se benefician de un mayor conocimiento colectivo, estos equipos son menos propensos a ser creativos y están mejor adaptados para hacer progresos incrementales.

Un estudio de Trip.com encontró que los trabajadores en un patrón híbrido estaban más satisfechos y eran menos propensos a dejar la empresa. (Fuente: Unsplash)

"En el documento mostramos que los equipos remotos son más propensos a colaborar en tareas técnicas", dice Frey, "mientras que los equipos en el sitio son mucho más propensos a colaborar en la conceptualización de nuevas ideas".

El estudio analizó 20 millones de artículos de investigación publicados entre 1960 y 2020, y 4 millones de solicitudes de patentes presentadas entre 1976 y 2020, en todo el mundo. Los investigadores examinaron las afiliaciones y el alcance geográfico de los colaboradores, y utilizaron análisis de citas para evaluar qué tan 'disruptivas' eran las publicaciones.

Cuando la distancia de colaboración aumentaba de 0 kilómetros a más de 600 kilómetros, la probabilidad de disruptividad disminuía en aproximadamente un 20%. "Los equipos remotos son menos propensos a crear descubrimientos innovadores", dice Frey.

Horvát comenta que el estudio proporciona una valiosa nota de precaución en medio de la prisa por abrazar el trabajo remoto: "Esta no es la forma en que queremos que evolucione la ciencia. Por lo tanto, creo que absolutamente necesitamos tomar esto muy en serio".

Temas relacionados
Más noticias de ciencia
Noticias de tu interés

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.