PRECIOS REGALADOS

Quiebran y venden todo: subastan 100.000 botellas de vino y champagne de alta gama 100% online y a $ 10 por botella

La vinoteca rosarina cerró sin previo aviso en 2018 y dejó a sus 18 empleados en la calle. Ahora, la justicia remata el inventario olvidado para poder pagar las indemnizaciones de los trabajadores.

La vinería Tinta Negra, antes Vineria Barcelona, llevaba un buen pasar. Tenía franquicias en todo Rosario, un programa de fidelización de clientes con beneficios y descuentos, y organizaban eventos de degustaciones y cursos de cata de vinos.

En 2018, los empleados se levantaron y fueron hasta las instalaciones a comenzar su día de trabajo, sólo para encontrarse con las persianas bajas y el comercio casi completamente vacío. Cerraron sorpresivamente y sin previo aviso a sus empleados, quienes se quedaron en la calle y sin respuesta.

La vinoteca se había presentado en concurso de acreedores, producto de la caída en las ventas producto de la retracción económica. Ese año, la industria vitivinícola cerraba el año más bajo de su historia en consumo interno de vino.

Según un informe Observatorio Vitivinícola, durante el 2018 se habían despachado tan solo 8,91 millones de hectolitros al mercado interno, por debajo de los más de 10 millones anuales que, tradicionalmente, se solían vender en el país. Sin embargo, desde el gremio mercantil argumentaron que se trató de una práctica habitual del dueño del comercio.

La Ciudad de Buenos Aires busca potenciar a la industria del vino: cuáles son los planes

La Asociación Empleados de Comercio de Rosario (AEC) denunció "vaciamiento" ante el Ministerio de Trabajo. El secretario Gremial de AEC, Juan Gómez, aseguró que los trabajadores encontraron el comercio cerrado y casi desmantelado, al igual que el depósito montado en la vereda de enfrente.

La quiebra de la vinoteca Tinta Negra se tramita en el juzgado de primera instancia de instrucción Civil y Comercial de la 2º nominación. La justicia puso en remate un lote de 100 mil botellas de bebidas alcohólicas que se encontraban en el depósito en pos de que los empleados puedan cobrar las indemnizaciones que les corresponden.

En el lote que se remata hay botellas de vino, de distintas bodegas y cosechas, champagne y otras bebidas alcohólicas como los licores, whiskies y coñacs. Los interesados pueden hacer su oferta por correo electrónico, a la dirección civil2ros@justicia.santa.fe, hasta el próximo 9 de agosto. La venta se realizará a quien logre la mejor oferta, superando la base de $1.050.000, podrá parecer mucho pero son tan sólo $10 por botella.

Las exportaciones de vino crecieron en 2020 y ahora las pymes quieren su "tajada"

Tags relacionados

Compartí tus comentarios