¿Mito o realidad?

El 'monstruo del lago Ness': nuevas investigaciones muestran que pudo haber existido

Un equipo de la Universidad de Bath descubrió fósiles de un plesiosaurio que vivía en agua dulce y determinó la existencia de la mítica creatura era "plausible"

El mítico monstruo del lago Ness pudo haber existido, de acuerdo a la investigación de la Universidad de Bath, en Inglaterra. Un equipo de paleontólogos de la casa de estudios encontró fósiles de pequeños plesiosaurios en un sistema fluvial de hace 100 millones de años que ahora se encuentra en el desierto del Sahara en Marruecos, lo que sugiere que sí vivían en agua dulce.

El hallazgo sugiere que un reptil prehistórico, tal como sostiene la teoría de los defensores de Nessie, podría haber habitado en las aguas del lago escocés. Las imágenes y los relatos de los supuestos testigos oculares del popular monstruo insinúan que la bestia tiene un cuello largo y una cabeza pequeña similar a la de un plesiosaurio.

Imagen de un plesiosaurio (derecha)

Sin embargo, los escépticos sostienen que, incluso si un linaje de plesiosaurio hubiera sobrevivido hasta la era moderna, las criaturas no podrían haber vivido en el Lago Ness porque necesitaban un entorno de agua salada.

Los fósiles hallados en Marruecos incluyen huesos y dientes de un adulto de 3 metros de largo y un hueso del brazo de un cachorro de 1,5 metros. Las piezas sugieren que estas criaturas vivían y se alimentaban habitualmente en agua dulce, junto a ranas, cocodrilos, tortugas, peces y el dinosaurio acuático Spinosaurus, indicó el diario británico The Telegraph.

"Lo que me sorprende es que el antiguo río marroquí contuviera tantos carnívoros conviviendo todos juntos", dijo el coautor Dave Martill, profesor de paleobiología de la Universidad de Portsmouth, citado por el medio británico.

Los dientes del plesiosaurio muestran incluso los mismos patrones de desgaste del Spinosaurus, lo que sugiere que se alimentaban regularmente de los mismos peces fuertemente blindados que nadaban en el sistema fluvial, en lugar de ser simples visitantes ocasionales.

El diente del plesiosaurio hallado en Marruecos corresponde a un ejemplar de 3 metros de largo

"No sabemos realmente por qué los plesiosaurios están en agua dulce. Es un poco controvertido, pero ¿quién puede decir que, porque los paleontólogos siempre los hemos llamado 'reptiles marinos', tenían que vivir en el mar? Muchos linajes marinos invadieron el agua dulce", indicó Nick Longrich, autor correspondiente del artículo.

El primer esqueleto completo de un plesiosaurio fue encontrado por primera vez en Lyme Regis, Dorset, en 1823 por Mary Anning, una cazadora de fósiles inglesa.

La criatura tenía una cabeza pequeña, un cuello largo y cuatro aletas, y recibió el nombre de "casi lagarto" porque se pensó que se parecía más a los reptiles modernos, en comparación con el Ichthyosaurus, que se había encontrado en los mismos estratos rocosos sólo unos años antes.

Una de las vértebras encontradas por los investigadores de la Universidad de Bath

Nadaba agitando las aletas en el agua, de forma parecida a como lo hacen hoy los leones marinos, y vivió desde finales del Periodo Triásico hasta finales del Periodo Cretácico, hace unos 215 millones a 66 millones de años, antes de ser eliminado con los dinosaurios.

Su relación con el monstruo del lago Ness fue establecida por primera vez por Arthur Grant, un estudiante de veterinaria que afirmó haber estado a punto de atropellar a la criatura con su motocicleta en enero de 1934 y la describió como un cruce entre una foca y un plesiosaurio. Dibujó un boceto que se parecía a la antigua criatura marina.

Pocos meses después, el Daily Mail publicó una fotografía tomada por Robert Kenneth Wilson, un ginecólogo, que también parecía mostrar una criatura de cuello largo y cabeza pequeña moviéndose por el agua.

La imagen -que se hizo ampliamente conocida como "la fotografía del cirujano"- resultó ser falsa, creado por un exempleado del Mail descontento porque su suegro había sido ridiculizado por el periódico por afirmar que había encontrado huellas de Nessie.

En un comunicado de prensa de la Universidad de Bath se afirma que el nuevo descubrimiento demuestra que el Monstruo del Lago Ness es "en un nivel, plausible".

"Los plesiosaurios no se limitaban a los mares, sino que habitaban en agua dulce", añadía el comunicado, pero también señalaba que el registro fósil seguía mostrando que los plesiosaurios se habían extinguido al mismo tiempo que los dinosaurios, hace 66 millones de años.

Tags relacionados

Noticias del día

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.