COVID

Dieron de baja en EE.UU. vacunas de Moderna y Pfizer, ¿cuáles son y por qué?

La Administración de Medicamentos del país norteamericano canceló la aplicación de dos tipos de sueros que se distribuyeron en todo el mundo. Cuál es la razón.

A dos años de que se comenzaran a aplicar las vacunas de Pfizer y Moderna contra el COVID-19 en todo el mundo, la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) de EE.UU. decidió dar de baja algunos tipos de dosis para que dejen de utilizarse dentro del país norteamericano.

Al mismo tiempo que el organismo aprobó nuevos tipos de sueros para ser aplicadas contra el coronavirus de manera efectiva y confirmó la "autorización de uso de emergencia", también decidió dejar de autorizar otros tipos de dosis.

"Esta acción incluye autorizar el uso de la vacuna bivalente actual de Pfizer-BioNTech y de Moderna (cepas originales y ómicron BA.4/BA.5) para todas las dosis administradas a personas de 6 meses o mayores", describió la FDA en un comunicado.

Además, desde el organismo de aprobación de medicamentos norteamericano especificaron cómo serán los nuevos esquemas de vacunación con las nuevas dosis que se aprobaron de manera total y no solo de emergencia al corroborar su seguridad.

Covid: dieron de baja vacunas en EE.UU.

Las vacunas que la FDA dio de baja para su aplicación en los Estados Unidos son las vacunas monovalentes de Pfizer y Moderna, que protegían contra la variante original que surgió en la ciudad china de Wuhan a fines de 2019 y dio inicio a la pandemia.

"La vacuna monovalente contra el COVID-19 de Moderna y Pfizer BioNTech ya no está autorizada para su uso en los EE.UU.", fue la descripción que dio la Administración en el texto que publicó para autorizar de manera total a las opciones bivalentes que protegen contra variantes más recientes de Covid.

Vacuna argentina contra el COVID: piden voluntarios para probarla, ¿cómo anotarse y cuáles son sus características?

Vacunas COVID-19: la recomendación de la OMS sobre las dosis de refuerzo que desconcertó a todos

Desde la FDA también especificaron que las personas mayores de 65 años deberán esperar al menos cuatro meses para darse una dosis de refuerzo, mientras que las personas que tengan sistemas inmunológicos débiles deben dejar un tiempo de al menos 60 días.

"En esta etapa de la pandemia, los datos recabados apoyan la simplificación del uso" de las vacunas de Pfizer y Moderna, expresó en un comunicado el jefe de vacunas de la FDA, doctor Peter Marks. "La agencia cree que esta estrategia ayudará a animar vacunaciones futuras", concluyó.

Temas relacionados
Más noticias de COVID-19
Noticias de tu interés

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.